|  

Edición
Impresa

17 de septiembre

17 de septiembre

Juana Manuela saca adelante a su hijo con su puesto de dulces en Fresnillo

Tienen 10 años vendiendo dulces a las afueras de la fábrica Aptiv.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
El hijo de Juana Manuela le ayuda con la venta de dulces. | Fotos: Ángel Martínez.

FRESNILLO.- Juana Manuela es una mujer guerrera que con fuerza de voluntad ha podido sacar adelante a su hijo con un puesto de dulces y bebidas que mantiene a las afueras de la fábrica Aptiv.

Juana Manuela Palacios Muñoz no se da por vencida y es que durante toda su vida se ha dedicado al comercio.

Esto porque se lo inculcaron sus papás ya que ellos se dedicaban a vender y ofertar artesanías e imágenes religiosas en la comunidad  de Plateros.

Ya tiene a sus clientes favoritos de todos los días.

Por esta razón, Juana Manuela decidió seguir su ejemplo e instalar su propio negocio de dulces y bebidas a las afuera de la fábrica Aptiv.

Tiene 10 años vendiendo

Es así como de lunes a viernes, llega desde temprano para instalar toda su mercancía junto con su hijo pequeño.

Comienza colocando todos sus productos  y acomodando su puesto para estar lista a la llegada o salida del personal de la fábrica.

Sus principales clientes son los trabajadores de la fábrica.

En su negocio se pueden apreciar productos de todo tipo  ya sea desde diversos dulces, galletas, papitas, bebidas energizantes, aguas, entre otros productos.

Juana Manuela no se da por vencida a pesar de que a hay días con ventas bajas y altas ya que lo hace para darle una buena calidad de vida a su hijo.

Puesto que es madre soltera y siempre se la ingenia para poder sacarle provecho a su comercio, además que su hijo también le ayuda en el negocio.

Vende aguas frescas para el calor.

Actualmente, Juana Manuela lleva poco más de 10 años con el negocio de dulces que cada vez se va haciendo más grande al igual que añade más producto.

Es así que ya tiene a sus clientes que nunca faltan para comprarle un chocolate o un agua para el calor.

Vende todo tipo de dulces y bebidas.

Tiene altas y bajas

Pero debido a la pandemia de Covid-19, Juana Manuela comenta que las ventas se vieron afectadas.

Porque a algunos de los trabajadores de la fábrica que eran sus clientes los descansaron durante la cuarentena.

Su hijo pequeño le ayuda con las ventas.

Sin embargo, pese a esta dificultad, supo mantener el comercio, la cual ahora se ha convertido en su principal fuente de ingresos.

“Me siento contenta y orgullosa, porque me permite tener sustento, se tienen épocas malas, pero uno le echa ganas porque de aquí se mantiene uno”, añadió.

De lunes a viernes instala su negocio de dulces.

Con todo y las satisfacciones, destacó que ser comerciante no es sencillo ya que las personas que se dedican al comercio presentan bajas y altas.

Debido a la inclemencia del tiempo o algún otro factor que puede afectar las ventas ya que viven al día.

Es así como Juana Manuela intenta subsistir en este bello oficio, así que si la ve afuera de la fábrica no dude en saludarla y comprarle uno de sus los tantos productos que ofrece.

Con la pandemia, las ventas disminuyeron.

Don`t copy text!