|  

Edición
Impresa

24 de septiembre

24 de septiembre

Ritual para calmar a un enemigo

Se compra lo que tiene precio, lo que tiene valor se conquista.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
DUMBAR-EL-CURANDERO
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Si alguien no deja de molestarte, te recomiendo esta poción para que se endulcen las cosas.

Todos tenemos alguien en nuestras vidas a quien le caemos mal y quiere hacernos la vida difícil. Por más que queramos tomar el lado amable o poner la otra mejilla a veces las cosas no son fáciles de llevar.

Sea algún jefe o compañero de trabajo que nos tiene envidia, celos o simplemente nos detesta, algún compañero de clases o conocido que no para de lanzarnos agresiones, todo puede resultar muy incómodo.

Endulzamiento

En tu espacio de trabajo prende una vela azul, que representa la paz y tranquilidad, para brindar un poco de serenidad al ambiente.

Comencemos con anotar en un pequeño papel tres veces seguidas el nombre completo de la persona a quien quisieras calmar.

La finalidad de la miel y el azúcar es endulzar al enemigo. / Foto: Cortesía

Doblarás el papelito muy bien y lo colocarás dentro de un pequeño frasco de vidrio, al cual iremos llenando con capas alternas de azúcar morena y miel de abeja.

Llena el bote con miel y azúcar para “endulzar” simbólicamente el carácter de este personaje. Cierra muy bien el frasco y guárdalo hasta que notes diferencia en su trato. Si puedes conseguir una foto de la persona sería mejor.

Té para calmar los ánimos

Haremos un té o infusión que esperamos servirle a esa persona complicada. Comenzaremos hirviendo en una olla agua y sumando gajos de naranja como base para la bebida.

Este té de naranja tiene fama de ser bueno para adelgazar, pero nos servirá como ingrediente primario que le dé sabor a la infusión.

Sumarás a la mezcla unas cuantas hojas de melisa, también conocida como toronjil u hoja de limón. Sirve para calmar a la gente, es relajante y baja niveles de ansiedad y estrés.

Si quieres limar las asperezas ofrece el té; aunque no es obligatorio. / Foto: Cortesía

Ponle también un poco de canela, si quieres en polvo o en el trozo y endúlzalo con un poquito de miel natural.

La idea es que ofrezcas el té de naranja con melisa para que los poderes de ésta última liberen la agresividad y controle su actitud.

Si se rehúsa y no quiere tu regalo, puedes poner la infusión en un gotero y agregar unas cuantas gotas a su agua, té, café o bebida usual, aunque es más recomendable evidentemente que acepte tu “ofrenda de paz”.

Don`t copy text!