Karen y Juancho: su historia después de un trágico rescate - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Karen y Juancho: su historia después de un trágico rescate

Karen rescató a Juancho de las calles hace aproximadamente 3 años.

Jazmín Jasso

   |  17 agosto, 2020

El perrito tiene 10 años de edad.

ZACATECAS.- Juancho es un perrito que se convirtió en el mejor amigo de Karen, una joven zacatecana que lo rescató luego de que sufriera un accidente.

La travesía comenzó cuando ella se enteró a través de las redes sociales que un lomito callejero había sido atropellado, por lo que acudió al lugar y al ver la situación en la que estaba decidió ayudarlo.

Así se encontraba el perrito, triste y con la pata rota.

El can se había quebrado una pata y necesitaba urgentemente una cirugía, así que Karen acudió a una veterinaria que se ofreció a hacer la intervención de manera gratuita.

La joven compartió para Imagen que cuando lo encontró no sabía si tenía dueño, pero pese a eso no dudó en ayudarlo.

Y es que la idea era cuidarlo en su casa solo durante los 45 días que tardó en recuperarse; sin embargo tanto la joven como su familia se encariñaron con él y decidieron hacerlo parte de su familia.

Después de su cirugía, Juancho estaba más tranquilo.

El arduo trabajo para su recuperación

Karen, a pesar de ser estudiante, trabajó por meses en sus tiempos libres para poder pagar una segunda cirugía: el perrito tenía una placa de metal en la pata, por lo que era necesaria otra intervención para quitársela.

Su dueña lo saca a pasear a los lugares que a él le gustan

Con todo su esfuerzo, la chica logró reunir el dinero y el can se recuperó satisfactoriamente.

“Yo terminaba muy cansada, pero cada vez que me faltaban fuerzas, me acordaba de que mi perrito se tenía que recuperar”, comentó.

Final feliz

Juancho, como lo bautizó el veterinario, ya tiene 3 años siendo el fiel compañero de Karen y actualmente se encuentra en excelentes condiciones de salud.

Es un can muy consentido.

A decir de su dueña, ahora es más educado, sabe dar la pata, se sienta para recibir bocadillos e incluso da volteretas.

Además, se le nota más feliz y es un perro más cariñoso que cuando lo rescató.

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad