|  

Edición
Impresa

01 de diciembre

01 de diciembre

El Runrún: Recriminan cuotas familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Mariano Casas, en la cuerda floja
Quieren ver independencia de Gaby Pinedo
Líder del SPAUAZ, la oveja negra de los sindicatos

Hay celos, intrigas y muchas grillas entre los seguidores de la 4T por los nombramientos que se están dando. A los verdaderos contemplados se les pidió paciencia para entrar al gobierno de David Monreal. Pero mientras se van dando designaciones algunos ya cayeron en la desesperación, como el empresario Cuauhtémoc Calderón, y otros empiezan a hacer berrinches y recriminar un pago de cuotas a determinados grupos, o familias.
Primero fue Analí Infante, la esposa del subdelegado del Bienestar José Luis González Orozco, quien llegó a la Legislatura luego de que pidiera licencia Gaby Pinedo. Y ahora, crecen las envidias e inconformidades por el nombramiento reciente de Dionicio García, pareja de la diputada Roxana Muñoz, como director de Recursos Financieros en la Secretaría de Educación. Donicio sí anduvo operando y haciendo proselitismo en la campaña de David. No pueden decir que sea ajeno al movimiento, pero los que aún no reciben nombramientos reniegan: “a mí aún no me llaman y a ellos les dan hasta dos puestos”.

De todos los partidos
Un argumento que dan los políticos ante las acusaciones de “cuotas familiares” es que cada quién responde con su trayectoria y hechos; en el caso de las familias, no se puede culpar al cónyuge, hermano, sobrino, etc, por tener una carrera política propia. Y que a veces esa trayectoria incluso viene desde antes que se formalice la pareja en cuestión. A pesar de esos argumentos, los señalamientos y las grillas siguen.
Es un tema de todos los partidos, aunque los panistas lo han aplicado muy a lo descarado.
En el PRI aún continúan los reproches por la regiduría que le dieron en Guadalupe a Luis Flores Mendoza, por el parentesco que tiene con el dirigente.

Ya dejó la banca
Otro de los que aguardaba en la fila y ya lo llamaron es al exdiputado Héctor Menchaca. Disciplinado y de lealtad probada al monrealismo, algunos especulaban que llegaría a secretario. No fue el caso. Se acomodó como director de Catastro en la Secretaría de Finanzas. Las altas expectativas que le daban a Menchaca fueron por su trayectoria como senador suplente, que sí estuvo en funciones, y el puesto de la Legislatura local. Pese a todo. Menchaca se mantiene disciplinado y generalmente no es de los que reniega.

Lo tienen en la mira
El gobernador David Monreal es exigente con sus funcionarios. No le gusta que las cosas salgan mal ni que se le dedique tiempo de menos a la chamba. Por eso, se dice que ya hay varios regañados en Palacio de Gobierno, y uno de ellos sería el secretario particular Mariano Casas Valadez. Murmuran funcionarios que el también académico de la UAZ ha tenido algunos errores, incluyendo una mala atención a manifestantes del Issstezac, y por ello ya estaría en la cuerda floja.
Mariano también es de los leales al movimiento. Defendió con todo la causa de la 4T ante los “neoliberales priístas”.
Pero una cosa fue su desempeño y operación en campaña, y otra muy distinta los resultados que de él se esperan como servidor público.
Dicen en la UAZ que a Mariano le faltó estar más acostumbrado a trabajar bajo presión, ya que en las unidades académicas en las que ha estado se la pasó bastante relajado.

Su gran oportunidad
Quienes conocen bien a Gaby Pinedo tuvieron y mantienen buenas expectativas en su paso por la Secretaría General de Gobierno. Consideran que es una muchacha con la capacidad y cualidades necesarias para estar al frente de la secretaría.
El problema es que hasta ahora no lo ha demostrado. Aquella ocasión que tuvo que salir a dar cuentas por problemas de inseguridad tuvo que pasarle el paquete al fiscal Francisco Murillo.
Lo que más preocupa, dicen en la propia secretaría, es que para cuestiones de cada día, Pinedo parece esperar indicaciones de otros mandos para poder actuar y tomar decisiones. No recibe gente, no firma documentos y no da instrucciones si no es con las debidas autorizaciones. Eso se lo está recriminando la oposición en el Congreso local.
Sus conocidos dicen, ¿qué pasó con aquella muchacha que sacó un viejo rifle para defender a su familia, cuando su padre Filomeno reñía con un grupo de vecinos en Tres Cruces? ¿Qué pasó con esos llamados enérgicos a continuar su lucha, cuando incluso se decían perseguidos por el PRI?
Otro problema es que tampoco se ve un equipo fuerte y eficiente en la secretaría. La “diplomacia” de Javier Reyes Romo no ha conseguido lograr acuerdos con diputados de oposición.

Por tema de equilibrios
Por el bien de un equilibrio de poderes, considera el panista Lupe Correa, Morena debiera ceder la Comisión de Presupuesto, ya sin mencionar que fue un compromiso que llegó hacer la morenista Imelda Mauricio.
Lo malo es que el reloj sigue corriendo y aún no se ven resultados productivos en la Legislatura. A como van las cosas, será demasiado pedirles que echen a andar la reforma de reestructura al Issstezac. Ese tema debiera ser la prioridad de los diputados guindas, aunque algunos parecen más interesados en asuntos personales y golpeteo.

Presencia fuerte del MC
No tardan en equiparse y organizarse aquellos que se comprometieron con Movimiento Ciudadano. Felipe Álvarez, el actual dirigente, no recibe prerrogativas del IEEZ, pero sí de la dirigencia nacional. Y están seguros que no tardarán en recuperar el financiamiento estatal. Mientras tanto, irían acumulando aportaciones de figuras como los diputados federales Amalia García y Jorge Álvarez, y el exdirector del Issstezac, Marco Vinicio Flores, quien por cierto renunció a su base en el instituto, que tenía desde hace ya varios años. Quemó las naves y no hay vuelta de hoja. El Marvin le apuesta a continuar en la política.

Si no ayudó no lo ayudarán
A José Juan Martínez, dirigente del SPAUAZ, le interesó poco hacer migas con otros sindicatos. Ni las llamadas les respondía. Hay resentimiento del SUTSEMOP, Sudpacobaez, sindicato de Telesecundarias y otros por la falta de apoyo e indiferencia que recibieron de Martínez cuando protestaban por las reformas al Issstezac. Al ingeniero topógrafo no parece importarle la hermandad sindical. Su prioridad es comenzar a promoverse como candidato a la Rectoría, una jugada muy anticipada e imprudente.

Relación institucional
El rector Rubén Ibarra busca a todas luces el apoyo del gobernador David Monreal. Quiere mantener y asegurar una buena relación con Gobierno del Estado. El problema es que hay algunos davidistas que han grillado al rector y buscan alejarlo del grupo. Pero independientemente de eso, la relación debe ser institucional. La UAZ es la UAZ y los temas políticos no deben influir en la apertura con el Ejecutivo. Sin embargo, hay preocupación porque Rubén no es muy cercano al equipo de los del Bienestar.

Drama entre personal de confianza
Circulan relatos y quejas en Gobierno del Estado sobre presunto acoso por la falta de pagos hacia el personal de confianza. Alegan estos empleados de confianza que no pueden meter en la misma bolsa a los directores con salarios generosos y a los que ganan 11 mil o 12 mil pesos. Pero todos comparten el deseo por permancer en la administración. El problema es que también hay una larga lista de morenistas que esperan su turno, y ellos también dicen tener necesidades.
Desde principios de mes, la secretaria de Administración, Ivette Hernández, dispuso que todos regresaran a trabajar presencialmente y así identificar a los aviadores.

Tema legal
El exsecretario del Congreso, Lalo Rodríguez, dice que su proceso de su recisión procederá conforme a derecho, y que el diputado Ernesto González no tiene que inventarse acuerdos oscuros o que se le sigue pagando. Si Ernesto tiene dudas, dice Rodríguez, puede ir con el tesorero Álvaro Puente a que le dé un reporte de todos los manejos financieros y vea si sus acusaciones tienen sustento. También alega que la pasada Legislatura, con todo y sus deficiencias, dejaría la vara muy alta para diputados como Ernesto.

Se pelean los Marcos de Jerez
Los dos explosivos, cada uno con su estilo, se confrontaron en Jerez. Al diputado federal Marco Flores Sánchez no le gustó que el secretario de Gobierno municipal, Marco Vargas, quisiera poner un poco de orden a los músicos que trabajan en el jardín principal. “A los músicos no me los toquen”, recriminaba el legislador, mientras que el funcionario se quejaba del desorden que generaban, incluyendo que orinaran en las calles. Flores Sánchez quiere que no haya límites ni en los horarios ni en los lugares que pueden establecerse, pero se topó con su tocayo. La discusión y el pleito eran inevitables. Cuentan en Jerez que Vargas ha querido poner orden sin refuerzos, y luego de algunas discusiones con músicos le habrían recomendado hacerse acompañar de policías.

Se clavan computadora
Luego de las acusaciones del equipo de David Monreal, respecto a un saqueadero de bienes del estado durante el pasado quinquenio, han sido pocos los casos realmente sustentados. Uno de ellos es una laptop de la Coordinación Jurídica secuestrada por los amantes de lo ajeno. Le tocó a Milagros Varela, jefa del departamento del control notarial de la Dirección de Notarías, interponer en junio la denuncia ante la Fiscalía.

Runrunazos 
Ante la incertidumbre y las presiones, Sergio Díaz ya no se quiso meter en broncas y dejó de ir a la Universidad Politécnica de Zacatecas en Fresnillo. Ahora sí, el puesto de rector está vacante. Cuentan que lo primero que hicieron los morenistas fue recogerle al exrector las llaves de un vehículo oficial y comenzar a rotularlo. * Chailito González, alcalde de Villanueva, había logrado unir hasta cierto punto a todos los morenistas del municipio. Pero a la hora de repartir los cargos y ver que algunos quedaron fuera, ya comenzaron los reclamos y rebeliones.

Don`t copy text!