|  

El Runrún: Préstamos del gobierno se liquidarían hasta el 2037

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Amalia García, exgobernadora.

Infamias de Morena; cuentan fantasías a la FGR
Perseveran aprontones en el D21; van sin invitación
Gremios divididos; avanzan redes de Claudia Anaya

La situación financiera del estado será tema para Claudia Anaya o David Monreal, cualquiera de los dos que llegue a la gubernatura. Y se seguirán echando culpas a lo que se hizo en el sexenio de Amalia García, el de Miguel Alonso y del manejo que se le ha dado en la actual administración, a cargo de Alejandro Tello.
Según información de la Secretaría de Finanzas, con corte a marzo de este año, la deuda pública de Zacatecas es de 7 mil 193 millones 845 mil 640 pesos. Ese adeudo está contemplado en cuatro créditos, de los que tres se firmaron en el actual gobierno precisamente para reestructurar los préstamos anteriores.

El inicio
La maldición de los créditos se la achacan a la experredista Amalia García. Cuando dejó la administración en 2010 se reportaba un adeudo “oficial” de solo 664 millones, pero el equipo alonsista alegó que había pasivos ocultos y que en realidad la deuda era de 7 mil 303 millones de pesos. Una parte importante de esos compromisos se debían al proyecto de Ciudad Administrativa, la monumental obra para la burocracia a la que le achacan un costo cercano a los 3 mil millones de pesos. Con esos reproches al sexenio de Amalia, la administración de Alonso adquirió préstamos para restructurar la deuda, y al dejar el poder en 2016 le etiquetaron un endeudamiento de cerca de 7 mil 600 millones de pesos.
Aún queda una deuda pendiente de ese sexenio. Son 276 millones 728 mil pesos que se adquirieron con Banobras en 2012, a una tasa mensual de 1.68 y a pagarse en 240 meses. De esa cuenta deben aún 198 millones 458 mil pesos y si no hay anticipos se liquidaría hasta diciembre del 2032.
En 2017 el gobierno de Tello adquirió tres créditos especialmente solicitados para reestructurar los adeudos. Consiguió mejores tasas de interés gracias a que aumentó la confianza de las calificadoras crediticias. Se establecieron pagos en 240 mensualidades, es decir, se liquidarían hasta 2037. Uno de estos créditos es a una tasa de 0.62 con Banorte, que de 4 mil 73 millones 547 mil pesos ya se redujo a 3 mil 871 millones 589 mil pesos; otro es con Banobras a una tasa de 0.95, de 2 mil 800 millones que ya bajó a 2 mil 670 millones. El tercer préstamo también fue con Banobras, con tasa de 0.65, por un monto de 468 millones 153 mil pesos, que ya disminuyó en 15 millones de pesos.

Pura ficción
Muy mal paradas quedaron la maestra Lucía Venegas Rodríguez y Blanca Lilia Rodríguez, secretaria del comité estatal de Morena. Fueron a echar puro cuento en su denuncia contra el gobernador Alejandro Tello; el dirigente del PRI, Enrique Flores; Roberto Luévano, titular de la Sedesol, y El Antorcho Ávila, candidato a la alcaldía de Guadalupe. Las morenistas le hicieron perder el tiempo a la FGR con declaraciones ficticias. Quedaron en evidencia sus ruines intenciones y una torpeza propia e institucional. Venegas y Rodríguez fueron a la Fiscalía federal el 17 de mayo para presentar su denuncia. Describieron que el sábado 8 de mayo hubo una reunión entre priístas, a la que la maestra Venegas fue invitada y ahí, supuestamente, se planeó el uso de programas gubernamentales para apoyar la candidatura de Claudia Anaya.
Pues resulta que ese día, en que dicen que grabaron un audio de Enrique Flores, el gobernador estaba en Puebla por asuntos estrictamente familiares. Roberto Luévano, con sus tres hijos, desayunaba alegremente en casa de su mamá. Ahí almorzaba la familia feliz, demostrando que Roberto sí tiene mamá y que además es abuelita apapachona de sus nietos. Por lugares muy distintos andaba la candidata Claudia Anaya, quien atendía un desayuno con mujeres empresarias de la sociedad civil en Finca Santa. Eran las 9 de la mañana. Después de ahí, la candidata se trasladó a un foro magisterial en Palacio de Convenciones y más tarde tuvo un foro migrante en el Hotel Parador. A mediodía ya iba rumbo a Fresnillo.
Esos eventos están documentados en los medios de comunicación de Zacatecas. Hay muchas fotos y testigos al respecto. Ahí se puede comprobar que también estuvieron en Finca Santa Osvaldo Ávila y Enrique Flores, a la vista de de todos, sin reuniones en lo oscurito como pretenden hacer ver las que saben hacer infamias. Es claro que la narrativa fue más falsa que una moneda de plástico. Las denunciantes así se expusieron a que sean ahora ellas las demandadas porque el montaje fue burdo y mal hecho. Lo menos a que pueden ser sujetas es a castigo por daño moral, aunque dicen que hay otros delitos por los que también las pueden acusar y ser sancionadas.

Malqueridos no se rinden
Jamás se había visto tanta insistencia de personajes que, sin ser invitados a la fiesta, pretenden ser anfitriones. Son aquellos que sin ser llamados, no dejan de aprontarse pretendiendo compartir un poder que realmente no tienen. Desde la preparación al debate, Cuauhtémoc Calderón subió una publicación haciéndose pasar como parte de un equipo que preparaba al candidato. Nunca hablaron con el abanderado de la coalición Morena-Panal-PVEM-PT ni antes ni durante, ni después. David Monreal se preparaba en otro lugar y con otras personas, las de su confianza.
Día a día, varios personajes urgidos de protagonismo presumen cercanía y participación en el proyecto, aunque rara vez son invitados a las definiciones estratégicas de la campaña. El lunes 17 de mayo, sucedió otro evento vergonzoso, pues se organizó un Foro Migrante en la terraza Grand Casa Torres. Ahí se trataron temas como inclusión y asesoramiento para participar en proyectos empresariales binacionales, seguridad pública y economía y otros. Asistieron conocidos líderes migrantes de Texas y California. Era una reunión entre pocos con el candidato David Monreal.
Y que se aparecen los arribistas y con gran prepotencia arman un escándalo con el personal que estaba en la puerta. Casi se agarran a golpes. “¿No saben quién soy yo?”, les gritaba Javier Mendoza, advirtiendo que debía entrar inmediatamente; otro colado era Rodrigo Castañeda, quien dijo era el estratega del candidato. También iban Magdalia Barajas y Rodrigo Saénz. Cuentan los guardias de la puerta que se presentaron con soberbia y exigían la entrada a la reunión. Pero por más llamadas que hicieron, las puertas no se abrieron. Así se repiten historias todos los días de los que ya se sienten parte del próximo gabinete. No quieren estar fuera del presupuesto, aunque sean los malqueridos.

Partido enemigo
El odio de los morenistas del D21 hacia el PES va más allá de que el partido morado le haya dado cabida a Ulises Mejía e Iván de Santiago. Para los guindas, hay niveles entre los que se van para unirse a otros partidos, siempre y cuando sean parte del corporativo de la 4T. Pueden sumarse al PT, al PVEM si quieren, Nueva Alianza, PAZ, Fuerza por México, pero jamás al Partido Encuentro Solidario (PES). Ese rechazo a los del partido morado sería la causa de que varios candidatos se desistieron de firmar con Nicolás Castañeda. Otro argumento que suena es que a final de cuentas el PES es un partido reciente, pequeño y eso reduce muchísimo las posibilidades de triunfo. De Lupita Medina, candidata a la gubernatura, se dice que el acuerdo fue acomodar a su pareja Arturo Ramírez como diputado pluri, pero otros como El Chemel Balderas, candidato al distrito federal 3, se aventuraron por la sola oportunidad de aparecer en las boletas.

Le condonan impuestos
Entre los negocios y la política transita Chilo Murillo. Recientemente, el candidato a la presidencia de Sombrerete por Acción Nacional logró que le condonaran algunos impuestos pendientes en Gobierno del Estado. Los necesita para su campaña. Por lo pronto ya se reunió con el empresario local José Olvera para que vayan inflando su propuesta. Chilo está preocupado por grillas en su mismo equipo y la rivalidad con su hermano Alan Murillo, quien es el favorito para arrasar en las urnas. Lo más probable es que Alan se esté reeligiendo en la alcaldía de Sombrerete.

Acuerdo nacional
Efectivamente, le dieron una patada al exrector de la UAZ Antonio Guzmán al retirarlo como titular de la pluri 2 y dársela a El Cepillo Figueroa. Esa “agresión” al Waca vino desde la misma dirigencia nacional del PT, mangoneada por Beto Anaya. Sucede que ese espacio fue una especie de premio para José Luis Figueroa, luego de haber declinado y aceptado el nombramiento de la senadora Geovanna Bañuelos como coordinadora de afiliación al PT, que en ese entonces la catapultaba como aspirante a contender por la gubernatura. A final de cuentas, El Cepillo ha tenido trayectoria, votos y triunfos para el PT, a diferencia de Guzmán que, al menos en la dirigencia nacional, todavía lo consideran “un pichón”. Ahora, El Cepillo alega que va por el triunfo en el Distrito local 9 y no le tiene miedo a Imelda Mauricio; y El Waca presume que va por la victoria en el Distrito local 3 y no necesita que lo metan de pluri.

Sin control total
No hay líderes que garanticen la completa inclusión de un gremio en apoyo específico a un candidato. Y por eso siguen las pugnas entre las preferencias hacia David Monreal o Claudia Anaya. La candidata del PRI-PAN-PRD ha ido ganando terreno en algunos sectores como la CMIC, pues hay constructores que están preocupados por los recortes de la 4T; con los charros hubo divisiones luego del evento que hiciera el jueves la alianza Va por Zacatecas; hubo un grupo que reiteró el apoyo hacia David, mientras que el líder Victoriano Maldonado se definió por Claudia. En el magisterio Óscar Castruita está lejos de decir que tiene todo el apoyo hacia el D21; el sector está dividido, en tanto el priísta Héctor Bernal quedó años luz de marcar agenda con los taxistas cuando mangoneó la CNOP. Pero mientras hay divisiones entre diferentes gremios, va creciendo poco a poco la promoción a favor de La Güerita.

Runrunazos
No prendió mucho el debate entre candidatos a la presidencia de Jerez. Y es que no estuvieron Humberto Salazar, candidato de Morena; David García, del PRI, ni la perredista Ana Edit Medina, nuera del dirigente estatal Raymundo Carrillo. El panista Pepe Pasteles es el que espera sacarle más jugo al debate. Prometió que regresaría el seguro escolar que dio la primera vez que gobernó el Pueblo Mágico. * Ya resignado a dejar la política, aunque solo sea por un tiempo, está el diputado Lolo Hernández. El petista que anduvo coqueteando en Fuerza por México quedó molesto porque no hubo espacio alguno para que llegara a la segura. Hernández pues, se enfocará en sus negocios como constructor, alejado de las grillas partidistas. El político que dice ser de barrio y tener el respaldo de jóvenes y deportistas no se pudo acomodar en ningún carril de la contienda en Guadalupe. El hueco que dejó en el PT lo quisieron llenar con Antonio Guzmán. * David González no va derrotado al distrito de Villa de Cos. Viene a dar la pelea confiando en que ganaría los municipios más importantes del distrito.

Don`t copy text!