|  

El Runrún: Persigue el pasado a candidatos impresentables

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Gregorio Macías.

En todo México crece la lista de candidatos que arrastran una pésima imagen por su desprestigio. Pareciera que a los partidos no les importan los historiales negros y le apuestan a la mala memoria del electorado. Zacatecas no es la excepción. Entre los que buscan el voto hay una candidata conocida nacionalmente por haber sido encontrada en un aeropuerto con 1 millón de pesos en efectivo en un maletín, detenida y acusada de delito electoral. Conoció el tambo por una noche mientras su poderoso protector la rescataba. Ahora contiende en el Distrito Federal 1 con cabecera municipal en Fresnillo, representando a Morena. Ella es Benelly Hernández, famosa en canal nacional, pero una ilustre desconocida en su distrito, que aprovecha la marca para llegar a la diputación. No olvida ese episodio. Ha dicho que no tiene nada qué esconder y que la denuncia no procedió. Aun así tiene mucho por aclarar.

Un pie en campaña y otro en la cárcel

Otro con un pasado polémico es Goyo Macías. Divide sus preocupaciones entre hacer campaña como candidato del Panal al Distrito 12 y los delitos que se le imputan, al no presentar las cuentas públicas 2017 y 2018 de Mazapil. A Goyo no le importó aquello de pueblo pobre y político rico. Asustado, interpuso un amparo solicitando anular una orden de aprehensión, cuando todavía no se ha liberado. La ASE y la Fiscalía estatal le pisan los talones. Su salvación sería llegar al Congreso. Se libraría de acompañar al exalcalde de Trancoso, Ricardo de la Rosa, y otros que próximamente también pudieran ser encarcelados. Por eso este año, todos los presidentes municipales fueron muy cumpliditos presentando las cuentas públicas de sus Municipios. No se quieren ver en los zapatos de Goyo, que tiene un pie en la campaña y otro en la cárcel.

Más grillas

Los ataques de la 4T hacia el PRI y Gobierno del Estado continúan, y ya casi con cualquier pretexto. Ahora resulta que Zoé Domínguez, candidata de Fuerza por México al distrito 8, usó su membresía de un colectivo para denunciar a Erik Muñoz, secretario General de Gobierno; Eduardo Yarto, titular de Turismo, y Carlos Bárcena de Economía. La queja sencillamente es porque los tres carecerían de cédula profesional. Esa denuncia ayer llegó al Congreso. Pero aunque se quiera achacar “usurpación de funciones”, la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado nunca exige el trámite de la cédula para titulares de las dependencias. En su artículo 18 solo pide que tengan “estudios académicos afines a las atribuciones que le correspondan”. Ni vacas sagradas de la UAZ, como El Güero García Zamora, han concluido ese trámite en los posgrados. Evidentemente el asunto es electoral. ¿Dónde estaba ese “colectivo anticorrupción” cuando el priísta jerezano Ismael Solís dirigió la Seduvot sin siquiera acreditar la secundaria?

Los denunciados

Quienes sí enfrentan denuncias de carácter más serio son los alcaldes de Juchipila y Río Grande. Como se había advertido, en la región de los Cañones tienen en la mira al panista Rafa Jiménez y a su director de Desarrollo Económico, Memo Martínez, por los apoyos que han estado integrando y que ameritaron una denuncia por supuestos delitos electorales. Ricardo Hernández, jurídico de Morena, la interpuso ayer ante la Fiscalía estatal. En el norte del estado, a Juan Carlos Acosta, suplente de El Campe Ramírez, también lo denunciaron. Un grupo de regidores de Río Grande alega que el alcalde interino ha estado cometiendo anomalías en los manejos del municipio.

En automático

Como lo habíamos anticipado, nadie en el Congreso se opuso a la designación de Nubia Barrios como nueva comisionada del IZAI. Fue un acuerdo de altos niveles. Y es que para evitarse broncas, los morenistas de Chuy Padilla y la bancada del PRI acordaron que el cargo lo ocupara un perfil ya con una carrera en temas de transparencia. Nubia era la jurídica del instituto y nadie cuestionó su trayectoria. Como un buen gesto de oficio político, el diputado Lalo Rodríguez se abstuvo de votar el dictamen de elegibilidad porque tiene relación de parentesco con Nubia. Es su prima.

Runrunazos

Ulises Mejía e Iván de Santiago persistieron y por fin recuperaron sus registros de candidatos. En el equipo de la síndico Ruth Calderón dicen que “el daño ya está hecho”, pero los morados andan muy animados con la posibilidad de llegar al distrito 1 y la alcaldía. Por alguna razón, la alianza Morena-PVEM-Panal-PT se enfoca más en la batalla con el doctor Verver en la capital, o al menos es lo que han estado diciendo. * La senadora Kenia López y la dirigente Noemí Luna dicen que la alianza PRI-PAN-PRD no solo será electoral. Se unirán para hacer contrapesos en el Congreso.

Don`t copy text!