Necesaria la tecnología pero…

José Luis Medina Lizalde.
José Luis Medina Lizalde.

Una necesidad estratégica es la creación de un centro de formación de policías que se ocupe de cubrir las necesidades de personal capacitado para toda la entidad.

El Centro de Control, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) cuya primera piedra se colocó en el cerro San Simón implica es la primera decisión trascendente en materia de seguridad en muchos años.

Concebido para dar cobertura a centros urbanos y carreteras, contará de inicio con 625 cámaras de vigilancia en 135 puntos estratégicos, sistema de reconocimiento de placas, arcos carreteros, antenas lectoras, habrá dos estaciones de drones y un sistema de radio comunicación con más de mil terminales portátiles y Jerez, Fresnillo y Río Grande contarán con sendas estaciones de monitoreo.

Previsto para concluir en 18 meses, el paso implica una muy cuantiosa inversión público federal y estatal que es un horizonte de esperanza siempre y que ahora la inversión sea cuidadosamente vigilada y el personal operador sea blindado contra la infiltración.

En las cada vez más acostumbradas comparaciones entre estados de la República casi siempre perdemos (la más reciente es que por segundo mes consecutivo somos el único estado que perdió empleos) pero hay una ventaja que es muy digna de aprecio: No hay cártel local en Zacatecas, como si los hay en varios estados de nuestro país. Tal circunstancia nos hace concebir esperanzas de que nuestra entidad revierta la violencia mediante una política que asuma nuestras particularidades geográficas, poblacionales y económica armónica con la que política genérica al respecto que es responsabilidad del gobierno federal.

Es mi convicción que los Zacatecanos debemos redoblar la tarea para que el consumo de drogas entre la población zacatecana no estimule el surgimiento de un cártel local, hasta ahora, son las bandas de otros estados los que reclutan elementos locales para sus actividades, pero hay una condición fatal de la que no nos podemos sustraer, Nuestro estado abarca un enorme territorio que tiene sierras, valles y bosques y sobre todo, una ubicación estratégica para la circulación ilegal de drogas, armas, dinero, mercancías y personas hacía todas partes con varios miles de kilómetros de caminos de intrincadas brechas.

El factor humano

La apuesta por sustentar la seguridad ciudadana en la tecnología es la correcta. Implica priorizar la inteligencia sobre la fuerza, potencia la reacción inmediata y la investigación de los delitos, pero las herramientas materiales y tecnológicas tienen el uso que le dan los seres humanos, en ese sentido, la experiencia social es muy frustrante en nuestra entidad, con debilidad aguda de las instituciones provocada por años de nepotismo, corrupción, improvisación y compadrazgo.

El cerebro policial del cerro San Simón dará pocos resultados si detectando hechos criminales, no hay a quién poner en acción en la cercanía de los delincuentes por que el municipio en dónde se registra el suceso carece de policías o están subordinados a los grupos delictivos, en ese sentido, cobra gran relevancia la progresiva implantación de cuarteles de la Guardia Nacional, pero eso no elimina la necesidad de cuerpos policiales con arraigo territorial.

Una necesidad estratégica de similar importancia al de la infraestructura tecnológica es la creación de un centro de formación de policías de verdad que se ocupe de cubrir las necesidades de personal capacitado para todas las policías de la entidad. Una academia de policía nos evitaría depender de mandos locales que vienen quién sabe de dónde y quién sabe con quiénes apalabrados ¿Cuántos de los que han estado de paso por Zacatecas han sido de la especie “García Luna” pero en chiquito? Si los controles le fallan al gobierno federal, no es descabellado suponer que a nuestras autoridades locales le fallan más.

Lo urgente

Bien por la primera piedra del C 5, eso es atender lo importante, pero también lo urgente reclama atención.

El dato de la caída del empleo y el clamor de los sectores económicos extenuados reclaman acciones inmediatas en el tema de la extorsión y en el de la comunicación de la crisis de seguridad, la ineptitud comunicacional ayuda a los delincuentes en su propósito de controlar mediante el miedo a la población en general y a los extorsionados en particular, saben que una vez que la gente pierde el miedo exige acción y la autoridad deje de hacerle al “Tío Lolo”.

El operativo de bloquear rutas con vehículos incendiados es de “pega y huye”. Los delincuentes no se quedan a esperar a las fuerzas del orden, pero todo mundo decreta suspensión de actividades como correspondería no a una acción fugaz por naturaleza, sino a la conquista de un bastión permanente.

La autoridad debiera ser la primera en comunicar los hechos a los medios nacionales, varios de los cuales reproducen la más sensacionalista de todas las versiones que circulan en las redes, todo eso ha creado psicosis fuera de Zacatecas y repercutido negativamente en la vida económica de diversos sectores.

Nos encontramos el lunes en Recreo
@[email protected]




Más noticias


Contenido Patrocinado