|  

Amuleto para alejar malas compañías

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Con este ritual te renovarás espiritualmente.

La mayoría de nosotros estamos en constante contacto con terceros, ya sea de manera directa (frente a frente) o indirectamente (distancia, video llamadas, conferencias, entre otras maneras).

Además, si eres alguien con mucha empatía e intuición, es normal que atraigas energías un tanto densas, como larvas y espíritus malignos. Por ello es recomendable crear un amuleto. Para ello, necesitas:

  • Una bolsa de lienzo blanco
  • Raíz de Angélica, a menudo se lo conoce como ginseng
  • Un puño de comino
  • Sal de grano

Este amuleto es muy efectivo debido a que la raíz de angélica es una planta con poder psico-espiritual, siempre sorprendentemente nueva en su enraizamiento y fuerza elevadora.

Su naturaleza psico-activa ayuda a aquellos que se sientan abandonados o desanimados por circunstancias, y fortalece a aquellos que sufran de ansiedad causada por la falta de energía vital y al haber perdido “el suelo bajo sus pies”.

Se considera que el comino tiene un don especial que evita que las personas se hagan con objetos ajenos o que retengan algo que no es suyo.

Por eso, las personas suelen hacer rituales con comino para evitar los robos o para poder usar espacios u objetos públicos que han sido confiscados.

Por otro lado, el comino es una planta de protección. Se usa para alejar el mal y las energías negativas. Para ello es muy habitual ver cómo la gente esparce comino por el suelo, ya que es la principal entrada de las energías.

El comino también se emplea a nivel más personal para sacar los sentimientos internos que no sabemos ni nosotros mismos si existen.

Asimismo, el comino empleado en un ritual esotérico ayuda a decir la verdad y a ser sinceros con nosotros mismos

Don`t copy text!