|  

Edición
Impresa

24 de enero

24 de enero

No hay estrategia para enfrentar la crisis

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Luis Enrique Mercado.

Lo que ayer presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador no es una estrategia contra la crisis, sino una reiteración de que seguiremos por el mismo camino con el que se inició este gobierno.

Las ideas planteadas por el Primer Mandatario para hacer frente a la amenaza económica no funcionarán por el sencillo hecho de que se basan en el principio de que el problema económico nace con el Covid-19, cuando la realidad es que el problema económico de México nace con los criterios y políticas establecidas desde el primer día de este gobierno.

Es claro que el presidente de la República no les hace caso a sus especialistas económicos y que él no tiene la menor idea de la crisis económica que se nos viene encima.

Si no se corrigen los criterios con los que se maneja la economía desde el primer día de ese gobierno, la economía seguirá de caída.

Ayer mismo lo dijo el Primer Mandatario, seguirá manejándose la economía con los mismos criterios, lo cual quiere decir que los errores seguirán, agigantados por el Covid-19.

La economía mexicana terminó 2019 en una recesión suave, con la inversión caída y con un desplome en la inversión pública en infraestructura y con la inversión privada retraída.

El Covid-19 llevará a la economía a una recesión de cuando menos menos 5%, arrasará con el empleo y con cientos o miles de empresas pequeñas y medianas; ya ha colapsado ya la industria turística, a los sectores hotelero y restaurantero y sus últimas consecuencias son imprevisibles, pero inevitables.

La realidad es que México empezó desde 2019 una caída económica que ahora se ha profundizado y que sin estrategia para enfrentar lo que viene, los resultados serán terribles.

Los criterios con los que López Obrador ha gobernado continuarán.

La estrategia social a favor de los más pobres no está mal, pero no es una estrategia económica para hacer frente a la crisis económica agravada en la que México se ha metido.

La mayor parte de los gobiernos del mundo tienen estrategias claras para hace frente al tsunami económico que amenaza al mundo.

El gobierno mexicano no ve ese tsunami y en lugar de medidas contracíclicas propone tres pilares:

  • Inversión pública, pero solo en los tres proyectos que el Primer Mandatario desea.
  • Empleo pleno, pero sin decir quien lo creará y con la economía en una recesión profunda.
  • Honestidad y austeridad sobre las que hay muchas dudas.

AMLO sacó otro héroe, Franklin Delano Roosevelt, quien hizo frente a la Gran Depresión, precisamente con las medidas contracíclicas que ahora AMLO rechaza.

La ideologización del problema económico no resuelve los problemas, los agravará y para antes de que termine el año, la tragedia económica estará presente.

La única manera de que la recesión termine pronto son precisamente medidas contracíclicas, esas que el Primer Mandatario se niega a tomar.

La crisis que viene no la habremos visto nunca y no hay estrategia para hacerle frente.

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguirme en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado y en mi cuenta de twitter @jerezano52

 

Don`t copy text!