Despiden a los sacerdotes jesuitas y guía de turistas asesinados en Chihuahua

Foto: Cortesía.
Foto: Cortesía.

Los funerales se llevaron a cabo en capillas de la capital del estado.

CHIHUAHUA.- Despidieron a los sacerdotes jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora, quienes fueron asesinados el pasado lunes 20 de junio.

En la capital del estado se celebró la misa de cuerpo presente encabezada por el arzobispo de Chihuahua, Constancio Mirando Weckmann.

La misa inició al mediodía, donde miembros de la etnia Rarámuri honraron y despidieron a los padres con una danza típica; posteriormente, colocaron rosas blancas sobre los féretros.

El sacerdote Javier Ávila, en su mensaje, reconoció el trabajo que los sacerdotes jesuitas realizaron en las comunidades de la Sierra Tarahumara.

Hizo un llamado al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a replantear la estrategia de seguridad pública y puntualizó: “Ya los abrazos no alcanzan a parar los balazos”, lo cual generó un gran aplauso entre los feligreses.

Los cuerpos de los sacerdotes se trasladaron al poblado de Cisoguichi, en el municipio de Urique, lugar donde recibirán sagrada Sepultura.

El funeral de Pedro Palma

El funeral de Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez, fue el pasado jueves 23 de junio, en una capilla de la capital del estado.

Familiares, amigos e integrantes de asociaciones de turistas, acompañaron a Pedro en su última despedida.

A pesar de todo lo que rodea a su muerte, en la capilla la situación, era de calma y paz.

El féretro, donde descansan los restos de Palma, estuvo rodeado de arreglos florales y desde el pasillo hasta la capilla había coronas.

Sobre el féretro se colocaron sus pertenencias personales, objetos que utilizaba para su trabajo.

Ricardo Palma, su hijo, lo recuerda con amor en su cuenta de Twitter.