|  

Edición
Impresa

17 de septiembre

17 de septiembre

Caen 582 militares combatiendo al tráfico de drogas y armas de fuego

Las muertes se registraron entre el 1 de diciembre de 2006 y el 1 de julio de 2021.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
De los elementos que perdieron la vida, 538 pertenecieron al Ejército y 44 a la Fuerza Aérea Mexicanos. / Foto: Cortesía

CDMX.- Entre el 1 de diciembre de 2006 y el 1 de julio de 2021, han muerto 582 militares en el combate al tráfico de drogas y armas de fuego, informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Los datos corresponden a la actualización del informe “Relación de personal fallecido en la aplicación de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos”.

En el informe se detalla que de los 582 elementos militares que murieron, 357 perecieron durante la gestión de Guillermo Galván Galván en la Sedena; los fallecimientos ocurrieron entre el 1 de diciembre de 2006 y el 30 de noviembre de 2021, periodo correspondiente a Felipe Calderón.

Después, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, durante el mando de Salvador Cienfuegos Zepeda murieron 185 soldados mexicanos; las bajas ocurrieron entre el 1 de diciembre de 2012 y el 30 de noviembre de 2018.

Actualmente, en la administración de Andrés Manuel López Obrador, se registró la muerte de 40 elementos castrenses desde el 1 de diciembre de 2018 hasta el pasado 1 de julio.

Cabe mencionar que el general Luis Cresencio Sandoval González está a cargo de la gestión de la Sedena.

La Sedena estableció que del total de las víctimas en acciones contra el tráfico de drogas y armas, 477 pertenecían a las tropas, 90 eran oficiales, 14 jefes y un cadete del Colegio del Arte. 

A partir del grado que tenía cada elemento, en el momento de su muerte, las cifras del informe detallan que 249 eran soldados, 150 cabos, 68 sargentos segundo, 10 era sargentos primero, 17 subtenientes y 50 fueron tenientes.

En las acciones contra las drogas y armas de fuego, han muerto en las últimas tres administraciones, un cadete, 17 capitanes segundo y también 17 subtenientes; 4 capitanes primero y 19 capitanes segundo; 6 tenientes coronel, 4 coroneles y 4 mayores.
Armas y servicio

Además, 538 eran miembros del Ejército y 44 de la Fuerza Aérea Mexicana.

Por formación u ocupación dentro de ambas instituciones, 299 pertenecieron al Arma de Infantería, la cifra más alta de la relación, seguida de 80 de Caballería, 44 de Policía Militar, 28 de Transmisiones, 25 de Sanidad y otros 25 pilotos aviadores.

De acuerdo con el informe, entre el 1 de diciembre de 2006 al 1 de julio pasado, murieron en acciones de combate al narco y tráfico de armas, un total de 18 conductores de vehículos terrestres, 16 elementos de Arma Blindada, 10 de Artillería y la misma cantidad de fusileros paracaidistas.

En estas acciones fallecieron elementos de funciones diversas, como 4 especialistas en electrónica de aviación, 3 en mantenimiento aéreo y 3 de Materiales de Guerra; otros 2 elementos de Infantería Diplomados de Estado Mayor (DEM), 2 cocineros y 2 mecánicos automotrices.

Focos rojos

Durante las administraciones de los generales Galván, Cienfuegos y lo que va de Sandoval González, al mando de la Sedena, Tamaulipas es la entidad con más militares muertos, en el periodo del informe, con 142 víctimas.

Le sigue Sinaloa con 70, Michoacán con 64, Guerrero con 59, Nuevo León con 34, Chihuahua con 29, Sonora con 28, Jalisco con 26, Veracruz con 24, Durango con 21, Zacatecas con 17 y Coahuila con 13.

Con 9 militares muertos van San Luis Potosí y Oaxaca, 8 en Baja California, 7 en Puebla, 6 en Nayarit y 2 en Baja California Sur, Colima, Aguascalientes, Chiapas, Tabasco y Guanajuato.
Concluyen la lista los estados de Campeche, Estado de México, Morelos y Quintana Roo, cada uno con un militar en las acciones contra el crimen organizado del tráfico de drogas y armas.

Causa de la muerte

En el combate a esas actividades, de las 582 víctimas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, entre diciembre de 2006 y julio de 2021, 309 militares fallecieron a consecuencia de una agresión con arma de fuego.

Otros 132 murieron en un accidente automovilístico, 59 en un accidente aéreo, 31 víctimas ejecutadas, 16 fallecieron por ahogamiento y 8 por atropellamiento, 8 por caída y 8 murieron arrastrados por la corriente de un río.

El informe establece que 4 elementos murieron por descargas eléctricas, 2 por golpes de calor, uno por deshidratación, otro por intoxicación, uno por explosión de una pipa, uno por un rubro clasificado como agresión y uno más cuya causa de muerte se clasificó como “otros”.

Don`t copy text!