¡Y nosotros acusando a Colón! - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



¡Y nosotros acusando a Colón!

¡Y nosotros acusando a Colón!

Jaime Santoyo Castro

   |  19 octubre, 2020

Jaime Santoyo Castro.

Nuestra vocación de adalides de la justicia y la defensa de los derechos humanos no puede quedar en duda; por ello nuestras autoridades federales han iniciado una especie de proceso para castigar a los reyes católicos que financiaron la conquista de México, especialmente para someter a prisión sin derecho a fianza al terrible Cristóbal Colón, que capitaneó la osadía y ya andan buscando, para requisarlas, las naves que fueron bautizadas con los nombres de La Pinta, La Niña y La Santa María, como instrumentos del delito.

A la Malinche y a algunas tribus que se aliaron con los invasores españoles no los buscan aquí, porque para eso tenemos a los gringos, quienes no tardan en detenerlos acusados de recibir sobornos, de lavado y terrorismo, y donde les van a sacar toda la información del comportamiento de Moctezuma y de Cuauhtémoc.

A Colón lo bajaron de su pedestal, pero le dieron, como a Lozoya, el criterio de oportunidad y lo tienen entretenido en un lujoso taller de lavado y sopleteado, anotando la información que le va a dar a la fiscalía especializada para ese caso y después que la corte decida. ¡Justicia pronta y expedita!

Total, ya tendremos tiempo para atender nosotros los graves problemas de corrupción, de traición a instituciones y a la patria; de enriquecimiento ilícito, de lavado de dinero, de narcotráfico y de impunidad.

¿Nosotros para qué nos preocupamos? Si de eso se ocupan en Estados Unidos.

Ellos han sentenciado a los más importantes capos de la droga mexicanos y a algunos de los políticos corruptos, aunque también se ven un poco lentos y selectivos, pero ahora que Trump está necesitado de votos hay que darle oportunidad para que enarbole esas causas y a nosotros que nos deje las que verdaderamente nos ha lastimado históricamente, como la conquista. Es más, para ayudarle a Trump, quizá habrá que pedirles a los descendientes de Francisco Villa que le ofrezcan una disculpa a Estados Unidos por la invasión de Columbus, y si fuera necesario, habrá que extraditar su cadáver. Para eso son nuestros aliados y nuestros amigos. Vamos bien. ¿No cree usted?

*jsantoyocastro@yahoo.com

Comentarios

Don`t copy text!