|  

Edición
Impresa

19 de mayo

19 de mayo

Sin futuro y lamentándonos por el presidente

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Después de nuestro Tianguis Turístico, que se realizó en Mérida, y de una semana agitada en cuanto a la seguridad de nuestro estado, bien vale reflexionar sobre el futuro turístico no sólo en Zacatecas sino de México en general.

Lo único claro y seguro es el nulo interés del presidente por la llamada industria sin chimeneas, ya que con sus actos y palabras no nos queda mas que lamer nuestras heridas y cuidarnos como manada para que podamos sobrevivir en la barbarie de un planeta muy competido.

Un primer punto a tratar y que conste que no lo hago seguido es el de la seguridad; la razón es muy clara, no está en mis manos el poder hacer algo y siento que como turistero debemos ser mas promotores que acusadores.

Realmente el tema está totalmente descompuesto y sin dudarlo le aseguro que la política federal de abrazos no balazos no ha resuelto nada y para nuestra mala suerte cada día se ve peor.

Hemos llegado ya a agresiones a turistas en hoteles en los lugares sagrados de esta actividad en México, los sucesos ocurridos hace poco en el Caribe mexicano nos demuestran la fragilidad de nuestra industria ante estos embates de personas que no tienen escrúpulos.

Suena increíble que a nivel regional nuestros estados vecinos condicionen a sus habitantes a transitar por Zacatecas y que después de mucho tiempo siga sin hacerse nada.

Nos alienta la visita presidencial de esta semana en la que se trataron estos temas y otros mas esperando ver resultados inmediatos, ya que las temporadas pasan y la gente comienza a cancelar por estos sucesos.

Ojalá finalmente y después de tres años se le dé a Zacatecas el trato que se merece, le recuerdo a las autoridades federales que seguimos siendo territorio mexicano.

A nivel internacional vivimos también una situación compleja que desconozco si nuestras autoridades la tengan en la mira, ya que el desarrollo que tienen actualmente los árabes debería preocupar a propios y extraños.

Si le gusta el automovilismo sabrá que la penúltima fecha de la Fórmula 1 se llevará a cabo en Arabia Saudita, en un circuito que no sólo rompió récord en su construcción sino que también es parte de un impresionante conjunto turístico.

La firma Tilke encargada del desarrollo y construcción de los circuitos de Malasia, Abu Dabhi y Austin fue la responsable del complejo de Jeddah Corniche.

Este circuito se encuentra a un costado del Mar Rojo y tiene la ventaja de estar rodeado de enormes edificios que le dan un toque súper especial.

Dada la geografía de la zona, este circuito es estrecho y en algunos lados de la pista, el público puede ver a los coches tanto de ida como de vuelta. Veremos en la TV este fin de semana si es tan impresionante como dicen los medios.

Le comento esto porque en uno de los países donde se produce mas petróleo se está dando un giro muy importante, ya que se quiere llegar a la despetrolización del destino, revelando el príncipe Saudí que para 2060 alcanzarán la neutralidad de carbono.

Ponen también a la vista del mercado turístico a este país, ya que la cumbre anual del World Travel and Tourism Council (WTTC) será nada menos que allí a finales del año entrante.

Y por si tiene duda de que los Árabes van por todo, le comento que contrataron a Gloria Guevara (exsecretaria de Turismo de México) como asesora del Ministerio de Turismo Saudí.

Guevara a nivel mundial es vista como una experta en el tema turístico, donde haber sido secretaria de nuestro país pone a los árabes en la pelea por los destinos mundiales de sol y playa que dominan el Caribe, Tailandia  y Malasia.

Si le sumamos a esto el despegue turístico que tienen los Emiratos Árabes con sus impresionantes construcciones e instalaciones, a Qatar como sede del mundial del año entrante y contando su despegue turístico, podemos avizorar a largo plazo una competencia real para las playas del caribe mexicano.

Cierto es que el mercado norteamericano es cautivo del caribe por cercanía y precio, pero si volteamos a Europa es mas fácil y rápido llegar a Dubái,  ya que su vuelo será de cinco horas y a Cancún le toma más de 10, eso sin hablar del costo del boleto.

No podríamos imaginar un panorama de Cancún, Tulúm, y Playa del Carmen sin turismo Europeo, sin duda vendría una catástrofe económica en la zona.

Si tuviéramos un secretario capaz y les interesara el turismo en los primeros mandos del gobierno, le aseguro se estaría madurando una estrategia para combatir con esta competencia a futuro, pero tristemente no podemos esperar nada de un gobierno que acabó con el CPTM por supuestas corruptelas que a la fecha no se han probado.

No se puede esperar nada donde en el evento más importante del turismo nacional no se le da voz a la iniciativa privada, no se puede esperar nada donde se cancela un aeropuerto de primera por una central avionera y,  mucho menos podemos esperar algo de un secretario zalamero y aplaudidor de las necedades presidenciales que nada tienen que ver con el bienestar del turismo en nuestro país.

Así las cosas, hasta la próxima.

Don`t copy text!