Riesgo máximo - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Riesgo máximo

La capacidad hospitalaria de Zacatecas quedó rebasada y los contagios siguen.

Avatar

   |  20 julio, 2020

Juan Carlos Ramos León.

El día llegó. La capacidad hospitalaria de Zacatecas quedó rebasada y los contagios siguen. De acuerdo a las predicciones de los expertos el pico de la pandemia en nuestra entidad todavía no se alcanza, así que los nuevos casos que se vayan confirmando irán quedando a su propia suerte: confiar en que su sistema inmunológico hará frente suficiente al padecimiento para librarlo en casa; esperar que se les libere un espacio en el hospital si lo requieren, o ponerse en manos de un milagro.

La pandemia viene con su ritmo, no es posible detenerla. El crecimiento en el número de casos de contagio es un proceso lógico; sin embargo, tuvimos en nuestras manos muchas oportunidades para desacelerarlo y con ello, la fuerza de impacto de sus efectos… y no lo hicimos.

He escuchado a muchas personas decir: “es que nos encerramos antes de tiempo, ahora es cuando deberíamos de estar encerrados”. Yo, por el contrario, opino que nos encerramos justo a tiempo, pero que salimos mucho antes de lo que deberíamos de haberlo hecho. Nos desesperamos, claro está. Por lo económico, lo emocional o lo que sea, pero tiramos a la basura mucho de lo que durante esos días de encierro -lo que fueran- pudimos haber conseguido si hubiésemos aguantado un poco más.

No todo se perdió, ciertamente. Esas semanas que estuvimos en cuarentena aprendimos y pusimos en práctica ciertas medidas que antes no aplicábamos: reducir nuestra interacción social; realizar en casa parte de nuestro trabajo; salir solo para lo indispensable; usar cubrebocas al tener que salir; lavar constantemente nuestras manos; usar gel antibacterial; desinfectar nuestro calzado al llegar a casa así como todo lo que a ella arribaba desde el exterior como paquetes y alimentos.

Por lo menos algunos nos acostumbramos a hacerlo. Es tiempo de seguirlo haciendo y ahora con mayor constancia y precisión que antes. Y es tiempo, también, de insistir a otros a que lo hagan porque han sido precisamente la ignorancia y la irresponsabilidad en la aplicación de estas medidas las que nos llevaron a este punto al que le suplicábamos a Dios no tener que llegar.

*[email protected]

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad