|  

Edición
Impresa

01 de diciembre

01 de diciembre

Planteles o cuarteles

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Víctor Manuel Silva Galaviz.

Hace ya algunos años cuando el entonces gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, mencionó la creación de bachilleratos militarizados con la finalidad de meter en cintura a muchos jóvenes que por su rebeldía tanto sus familiares como la sociedad literalmente no hallaban qué hacer. Se tomó con  escándalo, se consideraba que no era la única opción el dar entrenamiento militar a alumnos que  por su situación son cosecha del crimen organizado aun así el “Bronco” como candidato a la presidencia siguió con esta  propuesta. Ahora varios estados ya cuentan con esta modalidad y otros más lo tienen como intención para abatir el rezago educativo y disminuir los índices delictivos.

Ahora con las atrocidades que vemos a diario que atentan con cualquier criterio mínimo de civilidad y de una sociedad humanista, se ve como opción el uso de las fuerzas armadas en todos los ámbitos de la vida cotidiana a cambio de una sensación de seguridad por parte de los ciudadanos, pero qué pasa cuando esto se lleva a política pública y además se asigna presupuesto;  lo anterior lo comento porque en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022,  al Ramo 11 (Educación Pública) se destinaron 364 mil 484 millones 46 mil 805 pesos, un monto 4.2% superior al presupuesto de 2021. Durante el sexenio de Peña Nieto, en el presupuesto educativo de 2015 se destinaron 540 mil 608.05 millones para educación; en ambos casos tiene sus observaciones. En el caso del 2015, Aurelio Nuño entonces secretario de Educación tenia su propia agenda y gastos que realizar  y ahora  parte de este presupuesto es destinado al programa La Escuela es Nuestra que es administrado por la Secretaría del Bienestar a través de los Comités Escolares de la Participación Administrativa (CEAP).

En el PEF 2022 se destinan 204 mil 683 millones 476 mil 437 pesos a las fuerzas armadas en su conjunto, lo que incluye un aumento del 70% al presupuesto para la Guardia Nacional, es decir en términos porcentuales se cuenta con mas recursos para realizar cuarteles que para realizar planteles.

Mi duda es: ¿quién se va a beneficiar con esta formación en los planteles y en los cuarteles de jóvenes con habilidades y capacidades bélicas?

La economía del conocimiento, la mano de obra calificada, la economía naranja, el emprendimiento, la creatividad, el humanismo, la dignificación del magisterio, etcétera no son tema en el presupuesto, aunque si en el discurso.

Don`t copy text!