|  

Edición
Impresa

22 de octubre

22 de octubre

Las palabras del mensaje de AMLO ensalzan a su gobierno e ignoran los problemas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Eduardo Ruiz-Healy.

5695 palabras pronunció el presidente Andrés Manuel López Obrador en el mensaje que el miércoles pasado leyó en el Salón Juárez de Palacio Nacional con motivo de la presentación de su tercer informe de gobierno al Congreso.

Algunas de las palabras que más pronunció fueron (el número de veces entre paréntesis): México y país (22 veces cada una);  gobierno (17); pueblo (16); pesos (12); nacional y corrupción (11 veces cada una); dólares y bienestar (10 veces cada una); histórico, estados y presupuesto (9 veces cada una); federal, aeropuerto, pobres, récord y construcción (8 veces cada una); crisis y combustibles (7 veces cada una); precios, pandemia y familia(s) (6 veces cada una); refinerías, educación, barriles, banco, Texcoco, proyecto, remesas y electricidad (5 veces cada una); impunidad, impuestos, personas, delitos, austeridad, inversión, salario, mexicanos, trabajadores, neoliberal, maestros, gasolinas, económicos(as) y Estados Unidos (4 veces cada una); ingresos, económica, inundaciones, hacienda, reservas, culturas, comunidades, educativa, estímulos, beneficio, empresas, municipios, consumo, deuda, alimentos, adultos, inflación, historia, dosis, constitucional, contribuyentes, ley, fiscales, paz, ciudad, independencia, social y economía (3 veces cada una); industria, derecho, honestidad, moral, funcionarios, clases, puertos, represión, eléctrica, migrantes, vivienda, hospitales, fraudes, empresarial, energía, Constitución, universidades, carreteras, aeropuertos, homicidios, médicos, nacionales, desarrollo, padres, delito, presas, frontera, comercio, abasto, servicio, migración, estudiantes, COVID, vacunas, niños, niñas, Canadá, saqueos, petróleo, combustible, solidaridad, PEMEX, internet, huachicol, tratado y fallecimientos (2 veces cada una); contagiadas, saludable, alimentación, medicinas, subsidios, gasolina, radio, hospitalizados, modernización, neoliberales, aduanas, Congreso, damnificados, Rusia y China (1 vez cada una).

La frecuencia con que un orador pronuncia ciertas palabras en un discurso permite conocer qué le es más o menos importante destacar.

Así, el miércoles el presidente dijo cuatro veces “delitos”, pero ninguna vez “delincuentes” o “criminales”. Y pese al récord de homicidios perpetrados durante su gobierno, apenas pronunció dos veces ese delito y solo una vez dijo “feminicidios”, pese a que el número de asesinatos de mujeres a causa de su sexo también ha ido en aumento.

Y aparentemente no le quitan el sueño los más de 600 mil muertos por COVID-19, porque solo pronunció dos veces “Covid”, “vacunas”, “enfermedad” y “fallecimientos”, aunque dijo “pandemia” seis veces.

Andrés Manuel reconoció que estamos inmersos en una crisis, ya que pronunció “crisis” siete veces, tres veces refiriéndose a la sanitaria y solo una a la económica.

El presidente insiste en ignorar el cambio climático que transformará, lo más probable que para mal, la vida de millones de mexicanos. Si bien dijo “ambiental” y “bosque” una vez, no dijo “clima” ni “cambio climático” o “calentamiento”.

Al igual que sus antecesores  revolucionarios, nacionalistas o neoliberales, AMLO pronunció un discurso que tenía un solo objetivo: ensalzar a su gobierno e ignorar los grandes problemas que éste enfrenta.

Don`t copy text!