|  

El propósito de esta vida es luchar por la felicidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Gerardo Luna Tumoine.

Estamos aquí en este mundo, existimos y tenemos derecho a existir. Incluso los seres no sensibles como las flores tienen derecho a existir. Si se ejerce una fuerza negativa contra ellos, entonces, a nivel químico, las flores se reconstruyen para sobrevivir.

Pero más que eso, nosotros los seres humanos y otros animales, incluyendo insectos, incluso seres muy pequeños como las abejas, somos considerados seres sensibles.

Y como seres sensibles, tenemos aún más mecanismos para ayudarnos a sobrevivir.

En cualquier caso, el punto principal al que nos estamos refiriendo aquí por la facultad cognitiva es la capacidad de experimentar sensaciones: dolor, placer o sensaciones neutrales.

En realidad, el placer y el dolor, y la felicidad y la infelicidad, son cosas que necesitamos examinar más a fondo. Por ejemplo, cada ser vivo tiene el derecho de sobrevivir y, para sobrevivir, necesita tener un deseo de felicidad o comodidad: por eso los seres se esfuerzan por sobrevivir.

Por lo tanto, nuestra supervivencia se basa en la esperanza, la esperanza de algo bueno: la felicidad. Por eso, siempre los digo y repito que el propósito de la vida es la felicidad.

Con nuestros pensamientos en orden y un sentimiento de felicidad, nuestro cuerpo se siente bien, son factores positivos para nuestra salud, porque la salud depende de un estado mental feliz.

La ira, por otro lado, se basa en una sensación de inseguridad y nos trae miedo. Cuando encontramos algo bueno, nos sentimos seguros. Cuando algo nos amenaza, nos sentimos inseguros y luego nos enojamos. La ira es una parte de la mente que se defiende de lo que daña nuestra supervivencia.

Pero la ira en sí misma nos hace sentir mal y, en última instancia, es mala para nuestra salud.

El apego es un elemento que ayuda a la supervivencia. Por lo tanto, incluso una planta, sin ningún elemento consciente, todavía tiene algún aspecto químico que la hace protegerse y ayuda a su crecimiento. Nuestro cuerpo, a nivel físico, es el mismo.

Pero, como humanos, nuestro cuerpo también tiene un elemento positivo a nivel emocional que nos lleva a tener apego a alguien o apego a nuestra propia felicidad. La ira, por otro lado, con su elemento de causar daño, nos aleja de cosas como la felicidad.

A nivel físico, el placer que trae la felicidad es bueno para el cuerpo; mientras que el enojo y la infelicidad que causa son dañinos. Por lo tanto, desde la perspectiva de la búsqueda de la supervivencia, el propósito de la vida es tener una vida feliz.

Se feliz y evita el sufrimiento.

Don`t copy text!