|  

Edición
Impresa

28 de noviembre

28 de noviembre

Con…Ciencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En 1856 se descubrieron los restos fósiles de un esqueleto en un lugar conocido como valle de Neander en Alemania. En 1864 el geólogo William King en una conferencia de la Asociación Británica para el Avance la Ciencia propuso el término Homo Neanderthalensis, para denominar a todos los restos que se lograran encontrar con características similares a los localizados en el valle de Neander.

Los Neandertales surgieron hace unos 230 mil años en Europa y desaparecieron hace unos 40 mil años cuando se pierde su rastro arqueológico, las causas de su desaparición son todavía un debate, pero no ocurrió sin antes mantener relaciones sexuales con el Homo sapiens.

Tenían una anatomía más robusta que el ser humano, extremidades cortas, tórax y cadera anchos; frente huidiza y ausencia del mentón.

El Neandertal durante décadas fue subestimado por la comunidad científica; se le describió como una criatura bruta y tonta, como cavernícola primitivo y hombre mono, mucho más cercano a los gorilas que a los humanos modernos; fue muy injusto que la palabra Neandertal se utilizó como un insulto.

Afortunadamente, recientes descubrimientos demostraron que la desaparecida especie del Neandertal era mucho más avanzada de lo que se pensó

Según el estudio genético de fósiles Neandertales, los Homos sapiens se aparearon repetidamente con Neandertales a lo largo de miles de años, como consecuencia, el ADN Neandertal se puede encontrar en todas las personas que viven hoy en día.

En un experimento de la Universidad de College of London, los investigadores utilizaron lanzas de madera encontradas en un yacimiento con 300 mil años de antigüedad.

a investigación probó el rendimiento de estas armas utilizando réplicas con un grupo de atletas de jabalina a los que se les propuso golpear diversos objetivos desde un rango variable de distancias. Las lanzas pudieron alcanzar con precisión un objetivo de hasta 20 metros de distancia.

La líder del equipo de investigación de este experimento Annemieke Milks, afirma que este descubrimiento prueba una vez más que tan inteligentes eran los Neandertales.

En una cueva de Usbekistán se encontró un niño Neandertal enterrado y rodeado de cuernos de cabra. En Regordou Francia, se encontró un fósil Neandertal con huesos de oso a su alrededor. De esta manera, existe un consenso científico en el sentido de que nuestros parientes evolutivos más cercanos, enterraban a sus muertos de forma intencional.

Don`t copy text!