|  

Con…ciencia. Guerra

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una tribu nómada de la prehistoria recorre por mucho tiempo grandes distancias buscan alimento para subsistir; su travesía es cansada e interminable, caminan en grupo, enfrentan las adversidades y el peligro que cada día encuentran en su trayecto, descansan y duermen cada noche en un lugar diferente De pronto, un día llegan a un lugar donde una tribu sedentaria se encuentra establecida en un terreno fértil y con buena condición del clima, esta tribu ya cuenta con cierta cantidad de provisiones que almacenan para su sustento . . .

 

Tristemente la guerra ha sido una característica permanente en la evolución de nuestra especie. Desde los inicios de nuestra presencia en el planeta, los instintos más perversos y egoístas del deseo humano, se han puesto de manifiesto durante la guerra. Toda la configuración de las actuales sociedades modernas lamentablemente es consecuencia de la guerra: Religión, economía, política, idioma, tecnología y mestizaje son el resultado de guerras prolongadas y sangrientas, millones de pérdidas humanas, cientos de ciudades devastadas y pérdidas culturales irreparables.

 

Durante los conflictos armados entre dos o más grupos humanos, se ha empleado todo tipo de estrategia y de tecnología para imponerse usando la violencia; de manera que, tal vez la guerra sea una de la más antiguas forma de relación entre seres humanos. La Guerra ha sido una constante permanente en nuestra evolución y lamentablemente ha sido la elección más inhumana para resolver las diferencias

 

 

. . . No se sabe quién atacó primero. ¿La tribu nómada en su afán por conseguir alimento y quitar de manera violenta el territorio? o ¿La tribu sedentaria para proteger su territorio y defender sus provisiones?, el caso es que la necesidad de supervivencia, los sentimientos de avaricia y egoísmo, así como el empeño por la supremacía territorial se impusieron tanto a la disposición por compartir como a la voluntad de solidaridad para con los más desprotegidos y que menos tienen. Desde entonces, la decisión de estas tribus, marcó nuestra evolución y privilegió a la guerra como el mecanismo que más se ha empleado por los grupos humanos para solucionar conflictos, para defender intereses, para establecer relaciones de poder y para defender territorios.

 

Don`t copy text!