Código de Ética de la administración federal

Jaime Santoyo Castro.
Jaime Santoyo Castro.

El pasado día 8 de febrero, el Secretario de la Función Pública Federal publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Código de Ética de la Administración Pública Federal, que contiene una serie de principios, valores, reglas de integridad y compromisos que se consideran idóneos para constituir un referente deontológico para conducir el desempeño … Leer más

El pasado día 8 de febrero, el Secretario de la Función Pública Federal publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Código de Ética de la Administración Pública Federal, que contiene una serie de principios, valores, reglas de integridad y compromisos que se consideran idóneos para constituir un referente deontológico para conducir el desempeño y conducta de los servidores públicos en aras de la excelencia, facilite la reflexión ética sobre la función pública que desempeñan, y erradique la corrupción, el abuso y la impunidad, que laceran la confianza de la sociedad en las instituciones públicas.

El Gobierno Mexicano es parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y de la Convención Americana  contra la Corrupción, y se comprometió entre otras cosas, a crear, mantener, fortalecer normas para el correcto, honorable y adecuado uso de los recursos públicos, que incluye la adopción de medidas, estrategias y sanciones para prevenir los conflictos de interés y la denuncia y castigo a los actos de corrupción, temas fundamentales que son parte del Eje General 1 del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

En cumplimiento a las disposiciones de nuestra Constitución, y de los compromisos internacionales, nuestro país ha instituido una serie de disposiciones y actividades, tales como El Programa Nacional de combate a la corrupción y a la impunidad, la Ley General de Responsabilidades Administrativas y La ley Federal de Austeridad Republicana,   y todas hacen énfasis en la Ética que debe prevalecer en la conducta de los servidores públicos. Por ello este Código de Ética se desprende de las disposiciones jurídicas vigentes en la República, partiendo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a los tratados internacionales, particularmente a lo que dispone el artículo 5.1 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, cuidando especialmente la protección de los derechos humanos, sin descuidar la igualdad de género, y poniendo énfasis en las conductas que más laceran la dignidad de las personas, como lo es el acoso y hostigamiento sexuales, el acoso laboral y la discriminación.

El citado Código de Ética está conformado por Dos Títulos: El Primero, denominado La Ética al Servicio del Pueblo, que contiene Cinco Capítulos, que se ocupan de:  I. Disposiciones Generales; el II. Principios del Servicio Público, que se centran en el Respeto a los Derechos Humanos,  Legalidad, Honradez, Lealtad, Imparcialidad, Eficiencia, Eficacia y Transparencias. El Capítulo III. Valores del Servicio Público, que los constriñe a  Respeto, Liderazgo, Cooperación y Cuidado del entorno cultural y ecológico; el  capítulo IV, en el que establece los Compromisos del Sector Público y el Capítulo V, que precisa una serie de Reglas de Integridad.

El Título Segundo, denominado Obligaciones Institucionales e Implementación, con dos capítulos: El I, que se refiere a las obligaciones Institucionales, y el II, que reglamenta la Implementación del Código de Ética. Ojalá y sea ampliamente difundido




Más noticias


Contenido Patrocinado