|  

Tacoaleche, tierra de fe a la Virgen del Refugio

La figura del Templo de la Virgen del Refugio llegó desde Italia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Uno de los templos más bellos en Guadalupe es el de la Virgen del Refugio en Tacoaleche. | Fotos: David Castañeda.

GUADALUPE.- Si se da una vuelta por Tacoaleche verá cosas muy chidas, entre ellas está el Templo de la Virgen del Refugio, cuya figura llegó desde Italia y que la imagen que está en el altar tiene grandes misterios.

Y es que por los meses de junio y julio se hace una fiesta para celebrar a la Virgen del Refugio, donde en las calles se llenan de devoción y de ajuares, porque la raza se pone de manteles largos.

Además de la Virgen, hay fiesta al Santo Niño de las Palomitas.

Bueno eso era en otros años porque desde el año pasado, los fieles de la Virgen del Refugio en Tacoaleche nomás se encerraron en su casita y se protegieron del Covid.

Pero ya este año las cosas parecen haberse calmado un poquito y los fieles ya esperan que la pandemia por el Covid 19 les dé una tregua y ya puedan festejar a la Virgen como se hacía en otros años.

Parece lejano; la fiesta antes del Covid

Doña Lucita, una de las vecinas de la comunidad, recordó los buenos tiempos y contó que antes de la pandemia, por ahí a finales de junio y hasta el merito 4 de julio, el día de la Virgen del Refugio, la gente se salía de rumba.

Gracias a la fe y la devoción, hacían una fiesta donde se les daba una calurosa recibida a los paisanos que venía del otro lado hasta sus tierras, acá en México, para que no extrañen sus tierras.

El año de la pandemia estuvo muy solo el templo, ojalá y este año no.

Según cuenta doña Lucita, en estos días todos “echan la casa por la ventana” porque es una de las fiestas más importantes para los habitantes de Tacoaleche y de los poblados vecinos que también se unen al jolgorio.

Tierra de grandes figuras

Doña Lucita también cuenta que para estas fechas, también se festeja a El Niño de las Palomitas, que también es muy querido y que tiene un montón de seguidores muy fieles, tanto que hace poquito pusieron al niño Gigante de Zoquite.

Y aunque mucha gente va a ver a El Niño de las Palomitas, la fe, la devoción por la Virgen del Refugio también sigue siendo muy arraigada entre los pobladores.

Se cuenta que la figura de la Virgen del Refugio tiene una larga historia, viene de una figura Italiana y hace mucho que llegó acá a Zacatecas.

 

También hay que decir que la historia de la Virgen del Refugio se remonta a una figura Italiana, que llegó acá cuando México era la Nueva España.

Según cuentan, esta figura estuvo en Puebla y después, la pintura original de esta figura quedó en el museo de Guadalupe, mientras en la iglesia, en lo que ahora es Tacoaleche se le realizó una réplica exacta.

En estas movidas y con todo el tiempo que ya pasó, hay muchas cosas que ya no se saben, como el dónde fue a parar la obra original, ni quién fue el artista que hizo la réplica que quedó bonita.

Durante la fiesta regresan muchos paisanos a su Tacoaleche.

Debido a la importancia cultural de este templo y sus festividades, en ocasiones anteriores a la pandemia, incluso ha habido participación de figuras políticas e invitados especiales que llegaron a las celebraciones.

Ahora solo nos queda esperar que las cosas mejoren y que para estas fechas ya se pueda hacer una fiesta bien merecida a la Virgen del Refugio y darle su buena recibida a los paisanos.

El Templo de la Virgen del Refugio se viste de fiesta para junio y julio.
Don`t copy text!