|  

Muere de Covid-19 una joven luego de esperar a ser atendida acostada en el piso de un hospital

La joven tenía 22 años y estudiaba medicina veterinaria.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
El hospital no le brindó una cama hospitalaria a pesar de su gravedad. | Foto: cortesía.

ARGENTINA.- Murió una joven de 22 años el pasado viernes por Covid-19; Lara Arreguiz, estudiaba Medicina Veterinaria y padecía de diabetes; perdió la vida mientras esperaba ser atendida a las afueras de un hospital en su país.

Actualmente, Argentina está viviendo una nueva ola de la pandemia; se han registrado cifras récord de muertes y contagios, por esto, están atravesando por uno de los peores colapsos hospitalarios.

A través de sus redes, Claudia Sánchez, madre de Lara, publicó una fotografía de su hija acostada en el suelo del hospital, esperando a ser atendida; la publicación se viralizó rápidamente.

“Ingresamos y Lara ya estaba muy descompuesta, se ahogaba. Insistí tres veces en admisión para que por favor nos hagan pasar porque se desmayaba. Nos dejaron en un pasillo, donde pasaban pacientes con o sin Covid”, aseguró Claudia.

“(Lara) Me dijo que quería acostarse y le pregunté al de seguridad si podía recostarse en una camilla del pasillo, pero nos dijo que no. ‘Me voy a acostar en el piso’, me dijo. Después nos vio una señora que nos prestó su campera (chamarra) para taparla por el frío”, agregó.

Desde el 13 de mayo, la joven presentó síntomas de Covid-19, en cuestión de horas, su situación se empeoró; para el 17 de mayo ya le habían recetado antibióticos, sin embargo, no presentaba mejorías y por eso acudió al hospital.

La madre indicó que pasaron horas antes de que la atendieran:

“Yo entiendo el colapso sanitario, pero me duele haberla visto tirada en el piso sin respirar y que nadie haga nada”.

Cuando por fin recibió atención médica, lograron controlarle los niveles de glucosa, sin embargo, surgieron complicaciones, pues sus pulmones ya estaban gravemente afectados por el virus.

La trasladaron a terapia intensiva, sufrió 3 paros cardiacos, hasta que falleció el 21 de mayo.

Lara se había trasladado a casa de sus padres mientras recibía la vacuna; vivía fuera de la ciudad debido a su carrera universitaria.

Su madre decidió compartir la historia de su hija esperando que ésta “sirva para que con la próxima Larita tengan más consideración”, haciendo referencia a su situación de riesgo por padecer diabetes.

Don`t copy text!