|  

Explota pirotecnia ilegal en Los Ángeles y hay 17 heridos

La detonación dañó autos y reventó ventanas en varias viviendas cuando los fuegos artificiales eran destruidos por un equipo de expertos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Siete civiles, nueve policías, un agente especial resultaron heridos durante la explosión. / Foto: Cortesía

LOS ÁNGELES.- Al menos 17 personas terminaron heridas durante la explosión de fuegos artificiales caseros.

El accidente ocurrió cuando expertos en explosivos de Los Ángeles intentaban destruir el material encontrado.

Las autoridades informaron que tras la detonación se dañaron vehículos y ventanas de las viviendas.

Además, explicaron que podrían transcurrir varios días hasta determinar por qué el material estalló dentro de un contenedor de hierro en un camión y destrozó el vehículo en lo que se suponía era una operación segura para neutralizar explosivos.

Los fuegos artificiales habían sido incautados junto con toneladas de material pirotécnico ilegal en un vecindario del sur de Los Ángeles.

“Claramente, se siguieron y cumplieron los protocolos. Pero en ese recipiente de contención ocurrió algo que no debería haber ocurrido y no sabemos por qué”, dijo el jefe de policía Michel Moore.

El estallido se escuchó a dos cuadras de distancia, rompió las ventanas de las viviendas cercanas y dejó un vehículo volcado y varios más volcados.

Se lesionan policías

Al menos nueve agentes de la policía y uno del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos tuvieron que ser trasladados a un hospital por lesiones menores.

Además, seis personas de entre 51 y 58 años también requirieron traslado a un nosocomio, tres con lesiones leves y tres moderadas.

Otra persona fue atendida en el lugar, según responsables de bomberos.

Pirotecnia ilegal

En Los Ángeles y varias zonas del condado es ilegal vender o poseer fuegos artificiales; sin embargo, “todos los años, vemos la devastación y la destrucción que provocan”, dijo Terrazas.

La explosión se produjo después de que la policía pasara el día gestionando entre mil 300 y 2 mil 200 kilos de fuegos artificiales comerciales encontrados en la vivienda tras recibir un aviso esa mañana.

Toda la mercancía se encontraba en un patio, en cajas apiladas hasta más de dos metros  de altura.

Don`t copy text!