|  

Edición
Impresa

26 de enero

26 de enero

Relájese un momento en el jardín Rafael Páez

Para todos los amantes de la naturaleza, y de pasar un buen rato este es un lugar a donde ir en Jerez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Sin duda una experiencia que le traerá mucho gusto y que si se tienen niños será mejor. | Foto: David Castañeda.

JEREZ.- Ya sea en primavera, en invierno o cualquier época del año el jardín principal del pueblo mágico, el jardín Rafael Páez siempre está lleno de color y vida que dan sus árboles y flores.

Para todos los amantes de la naturaleza, y de pasar un buen rato, ya sea leyendo un libro, tomando fotos a las flores y árboles, una buena opción para estar a gusto es este jardín.

Y es que la experiencia de pasar por un pueblo mágico como lo es Jerez, no puede estar completa si no se llegan a conocer estos bellos espacios donde la gente suele pasar sus tardes y noches.

| Foto: David Castañeda

Este espacio está rodeado de los tradicionales tamborazos de Jerez, así como de los boleros que sacan diariamente el brillo de las botas, botines y zapatos de propios y visitantes que quieran darle nueva vida a su calzado.

Asimismo, en su interior la belleza de sus fuentes, quiosco y flora son inigualables y en esta época navideña ya por terminar, se puede ver un nacimiento al centro de su quiosco y de adornos de la temporada.

En pocas palabras, este espacio que representa el corazón del pueblo mágico es sin duda alguna un sitio donde se puede respirar calma, menos los sábados de Gloria que es el punto de reunión por excelencia.

| Foto: David Castañeda

Así que si está de paso por este lugar no dude en admirar su belleza y el color pintoresco de su gente.

Sin duda una experiencia que le traerá mucho gusto y que si se tienen niños será mejor porque el sitio se presta para que ellos corran y disfruten del aire fresco.

| Foto: David Castañeda

Y es que uno se preguntará ¿qué se puede hacer en un lugar así, y la respuesta es muy sencilla, es estar en calma y admirar como pasa la vida, y es que en eta vida tan ajetreada, a veces se nos olvida detenernos un rato.

Y lugares como este jardín nos permite ver a la gente pasar escuchar a las aves y al viento que corre entre las plantas.

Eso sí, si se busca estar en el sitio hay que aportar a no dañarlo.

Don`t copy text!