|  

Para conservar el trabajo

Lo que hoy está comprobado una vez solo pudo ser imaginado.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Con este ritual te renovarás espiritualmente.

La particularidad de este ritual es que debe realizarse en Luna Llena.

Lo primero que debes conseguir es un elemento de tu puesto de trabajo, así sea un tornillo, un clip, un palillo o una semilla.

Simplemente debe tratarse de algo que sea significativo de tu puesto de trabajo.

Colocarás ese objeto dentro de un pequeño vaso de cristal, lo cubrirás con un poco de agua, le echarás sal, un trozo de una hoja de laurel y una moneda.

Sobre todo eso, pondrás una vela, la encenderás y dirás el siguiente conjuro tres veces:

“Que la cera de esta vela
Me ayude con el trabajo.
Que el dinero y el éxito
Siempre estén conmigo
Que así sea y así es.”

Después de recitar el conjuro, buscarás una tapa para el vaso y lo cubrirás, dejando que la vela se apague sola,…

Una vez terminado el conjuro, dejarás el vaso tapado durante toda la noche, asegurándote de que recibe luz de la Luna Llena.

A la mañana siguiente, sacarás del vaso el objeto que representa tu puesto de trabajo y lo llevarás contigo a trabajar. El resto de artículos dentro del vaso se pueden tirar.

El objeto deberá estar siempre en nuestro puesto de trabajo o en nuestra ropa de trabajo, de esa manera emanará su energía allí donde más la necesitamos.

Este conjuro es muy útil en situaciones precarias, cuando tenemos la sensación de que nos están arrinconando en el trabajo, o sabemos que va a haber despidos y podría tocarnos.

A veces un pequeño empujoncito puede marcar la diferencia entre conservar el puesto de trabajo o perderlo.

Don`t copy text!