Martha Figueroa revela el engaño de Pati Chapoy para correrla de "Ventaneando" - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Martha Figueroa revela el engaño de Pati Chapoy para correrla de “Ventaneando”

La conductora confesó que sufrió un engaño de Pati Chapoy por hacer bien su trabajo y porque hubo envidias.

Redacción Zacatecas

   |  21 septiembre, 2020

Martha Figueroa y Pati Chapoy. Fotos: Instagram.

CIUDAD DE MÉXICO.- La conductora Martha Figueroa estuvo dos años en “Ventaneando” siendo uno de sus trabajos que más recuerda el público.

Por ello muchas personas aún le preguntan qué pasó y por qué la periodista abandonó la emisión de la televisora del Ajusco.

Figueroa confesó que sufrió un engaño por parte de Pati Chapoy: “todo fue por hacer bien mi chamba y porque hubo envidias, no es porque sea insoportable y todo lo haga mal”.

Además señaló que tras volver de su viaje, sus compañeros no la recibieron con cariño; la ignoraron por completo, pese al presente que les trajo de Francia.

“Cero, hagan de cuenta que me fui a Guadalajara el mismo día y volví. Qué onda, y la tarada de yo traía mi maletita llena de perfumes que les había traído a mis compañeros, que les compré en París. Y todavía los reparti, ten Daniel, Pati, Boris, les traje un perfume de París, pero bueno”.

Desde ese momento surgieron los problemas porque Pati Chapoy la llamó a su oficina.

“El caso es que ahí empezó fea la cosa, ya nadie me hablaba, y yo llegué así de qué onda, qué pasó aquí, pues nadie me pelaba y Pati un día me llamó y me dijo: ‘cambiaron mucho las cosas cuando tú estabas y la verdad es que te fue tan bien; me la volteó, te fue tan padre que queremos que tengas tu propio programa, y que ya no estés en Ventaneando”.

Tras recibir la noticias, Figueroa también se reunió con un señor que trabajaba para Ricardo Salinas, quién le dijo lo mismo que Chapoy.

“A la hora que me despiden de Ventaneando, me la hicieron en las trajineras de Xochimilco un día que grabamos el programa. Fue como a las 11 de la mañana un miércoles, no había nadie, no había nada, ahí me hicieron la despedida”.

Pese a que la relación laboral terminó en “los mejores términos”, al día siguiente, “empezaron a sonarme por todos lados, me tiraron horrible y yo me empecé a defender. Y ya les conté, por hacer bien mi chamba y porque hubo envidias, no es porque sea insoportable y todo lo haga mal”.

Con información de Radio Fórmula.

Comentarios

Don`t copy text!
Cambiar la configuración de la privacidad