|  

Jael y su vocación por la enfermería

Jael Contreras se ha dedicado a salvar vidas desde hace 2 décadas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ZACATECAS.- El día de hoy se conmemora el Día Internacional de la Enfermería; por este motivo, te presentamos la historia de Jael Contreras Arjón; una mujer que decidió dedicar su vida al cuidado y atención de otras vidas.

Es originaria de Valparaíso, Zacatecas, lugar donde ejerce su profesión de enfermera desde hace más de 20 años; actualmente labora en el Hospital Comunitario del municipio.

Jael decidió estudiar esta licenciatura debido a que, desde muy pequeña, se sentía atraída por los temas relacionados con la salud.

Cuando llegó el momento de decidir un futuro profesional, optó por esta carrera; motivada por la cercanía que se tiene con los pacientes, pues estar en contacto directo y cuidar de ellos la hacía sentir plena.

Gracias a esta plenitud fue que decidió dedicar su vida entera a la enfermería.

Jael nos platica que lo que más ha disfrutado en su trayecto, es la Tococirugía; área de quirófanos destinada al uso exclusivo de pacientes obstétricos.

El integrarse al proceso de concebir una vida nueva, es algo que la llena de satisfacción; poder ser testigo de los primeros minutos de vida de un bebé y de cómo se inician los lazos afectivos entre la madre e hijo, a través del seno materno, la conmueven y motivan a seguir en esta profesión.

La parte difícil

“A veces sales de un parto, traes a la vida a un niño, ves sus primeros segundos de vida; al mismo tiempo, en Urgencias, tienes que atender a alguien en sus últimos segundos de vida y verlo fallecer, para mí eso es algo muy fuerte”, Jael.

El tener contacto con 2 áreas totalmente opuestas le genera sentimientos encontrados; pues, a pesar de que es una profesión muy gratificante en muchos sentidos, también tiene un lado contrastante: ver cómo termina la vida.

Jael explica que el proceso más fuerte e incluso doloroso de ser enfermera, es enfrentar la muerte de un paciente.

Asimismo, otro de los retos más grandes, es estar capacitada y actualizada en las diferentes zonas que se requieren.

Hay diferentes áreas como la de Vacunas, Consulta externa, Pacientes crónicos, Control de embarazo, Hospitalización, Urgencias, Tococirugía, etcétera.

Jael debe estar preparada para transmitir los cuidados más actuales que los pacientes de cada área deben llevar para tener un mejor cuidado de su salud.

Sin lugar a dudas es una profesión en la que se está en constante aprendizaje, pues un paciente es una situación diferente, y todas esas situaciones deben ser atendidas por las enfermeras.

Ser enfermera en tiempos de Covid-19

La manera en interactuar con los pacientes cambió radicalmente cuando llegó la pandemia por Covid-19.

Jael asegura que lo más complicado ha sido trabajar con el equipo de protección personal, pues llega a ser incómodo debido a que se extreman cuidados.

El atender a pacientes con probable diagnostico Covid-19 se ha vuelto complicado; pues el equipo de protección limita los movimientos, se hace un tanto estorboso al momento de laborar.

En ocasiones Jael desea dar una atención rápida, ya que los pacientes la necesitan, sin embargo, sus maniobras se ven entorpecidas; esto provoca una situación frustrante, pues algo ajeno a ella, frena su vocación de auxiliar a los enfermos.

A pesar de llevar todos los cuidados necesarios, su salud se ha visto en riesgo al estar en contacto directo con pacientes Covid-19; no obstante, sigue decidida a continuar en este camino.

Don`t copy text!