|  

Edición
Impresa

20 de septiembre

20 de septiembre

Hechizo para alejar las penas y los problemas

FRASE DEL DÍA: No soy lo que me ha pasado. Soy lo que decido ser.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
DUMBAR-EL-CURANDERO
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Necesitarás:

  • Un huevo blanco
  • Un plumón o marcador negro
  • Un puño de sal gruesa
  • Un árbol grande que nos ayude a transmutar.

Lo primero que vas a hacer es tomar el huevo en tus manos para impregnarlo de tu energía, visualizando todos tus problemas y el dolor que te ocasionan.

Una vez que los tengas en tu mente, comienza a escribirlos en el huevo, no importa que encimes las letras, lo importante es redactar absolutamente todo lo que cargas en él.

Intencionar el huevo es muy importante, así que cárgalo con todo tus males. / Foto: Ilustrativa

Al terminar de escribir llévalo a tu pecho y con mucha fe dirás:

“Hoy me libero de mis penas y a la Madre Tierra pido permiso para que por medio de la sabiduría y energía de este árbol  yo pueda transmutar mi dolor.
Pido a la naturaleza lo reciba con amor, ya que con amor deseo sanar mi alma. Agradezco infinitamente que mis guías me trajeran hasta aquí.
Suelto y libero mi alma de (comienzas a leer o a decir lo que escribiste en tu huevo) Porque hoy tomo la decisión de ser feliz y merezco vivir en paz. Hecho está.”

Ahora haces un hoyo en la tierra. Partes tu huevo y visualizas cómo la yema concentra toda esa negatividad. Trituras el cascarón con tus manos y lo entierras junto con el resto.

Tapas el hoyo y con la sal trazas un círculo y sellaras dentro de él con una cruz en forma de una X. Para proteger nuestro ritual.

Pasando 3 meses, regresa al mismo árbol y ofrenda algo a la tierra cómo muestra de gratitud por el intercambio energético.

Don`t copy text!