Hechizo de curación

Este hechizo utiliza la fuerza del número 3 para ayudar a acelerar la curación de una enfermedad. Está especialmente indicado cuando alguien está enfermo, y no resultó herido. Puedes usar este hechizo para ti (si estás lo suficientemente bien preparada como para centrarte realmente en él) o para otra persona. Para realizarlo necesitarás: 3 velas … Leer más

Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Este hechizo utiliza la fuerza del número 3 para ayudar a acelerar la curación de una enfermedad. Está especialmente indicado cuando alguien está enfermo, y no resultó herido.

Puedes usar este hechizo para ti (si estás lo suficientemente bien preparada como para centrarte realmente en él) o para otra persona. Para realizarlo necesitarás:

  • 3 velas (púrpura, azul y blanco)
  • Aceite de mirra, de menta y de sándalo
  • 3 piezas de cuarzo
  • 3 pequeños trozos de papel

Unta los 3 aceites en cada una de las velas y ponlas formando una figura triangular en una mesa limpia.

Unta los 3 aceites a las piedras y coloca cada una enfrente de cada vela. Escribe el nombre de la persona enferma en cada pedazo de papel, y colócalos en el centro del triángulo.

Enciende cada vela y céntrate en la persona que está enferma. Piensa en ella saludable y libres de sus síntomas. Imagínate a ella con fuerza en tu mente mirando las velas que arden. Repite lo siguientes tres veces:

“La enfermedad te abandona

Tu salud retorna ahora

Gracias poderosa magia

De 3 veces 3

Que así sea y así es

Hecho está.”

Deja las velas encendidas durante 3 horas.

El problema debe comenzar pronto a mejorar, pero puedes añadir un poco de energía extra a tu hechizo si haces todo el ritual por 3 noches seguidas en lugar de una sola vez.

La concentración y la visualización de los resultados deseados es la esencia de cualquier hechizo de curación.