David levanta el vuelo con sus pollos de sabores - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



David levanta el vuelo con sus pollos de sabores

La vida no ha sido fácil desde que salió de ayudar a sus padres, con quienes trabajó desde los 18 años y salió 15 años después... ¨...yo me quedaba en el mismo hotel donde trabajaba y comía; entonces me las vi negras porque incluso tuve que dormir dos noches en la calle.”

Redacción Zacatecas

   |  26 agosto, 2019

emprendedor

David Manrique Jiménez vio en Zacatecas una nueva y gran oportunidad. / Foto: Carlos Montoya

GUADALUPE.- Hace 2 años, David Manrique Jiménez llegó a Zacatecas para trabajar en una empresa editorial; sin embargo, el destino le tenía preparada una sorpresa y terminó vendiendo pollos, a los que les pone una amplia gama de sabores que los hacen únicos en su tipo.

David, de 38 años, es originario de Puebla, donde sus padres se dedican a vender pollos en su restaurante en el que ofrecen 30 opciones de salsas para darles un sabor exótico, único y especial.

La vida no ha sido fácil desde que salió de ayudar a sus padres, con quienes trabajó desde los 18 años y salió 15 años después, pues viajó a Playa del Carmen a probar suerte y estuvo de mesero en un hotel, donde duró un año hasta que lo despidieron por recorte de personal.

“Cuando a mí me avisaron que me iban a despedir, yo había pagado unas deudas y me quedé sin dinero, yo me quedaba en el mismo hotel donde trabajaba y comía; entonces me las vi negras porque incluso tuve que dormir dos noches en la calle”, platicó David.

Agregó que su madre le mandó dinero para comer y buscar un lugar para dormir; días después le llegó su liquidación con la que decidió regresar a Puebla, donde continuó trabajando como mesero en un prestigioso restaurante.

Posteriormente, trabajó en una empresa que hace cerveza artesanal, donde duró 2 años, primero como vendedor y luego como gerente de ventas, hasta que se le presentó la oportunidad de trabajar para una empresa de coaching ontológico; sin embargo, esta experiencia duró poco debido al cierre por problemas administrativos.

Una vez más, David volvió a quedarse sin trabajo y tuvo que recurrir a lo que siempre supo hacer que es el negocio de los pollos; pero ahora independiente a sus padres.

La aventura de su vida en Zacatecas

De esta manera, comenzó a vender alitas y un día un conocido le compró y le comentó de la vacante en una empresa editorial para comercializar material didáctico en Zacatecas y sin pensarlo se postuló y consiguió el puesto.

“Jamás me imaginé conocer Zacatecas, cuando llegué y fui al centro, me fui para atrás por lo hermoso de sus calles y dije: aquí me gusta para vivir”, explicó David, quien no solo vino a trabajar pues conoció a una zacatecana de Monte Escobedo con quien inició una relación y a la que le ayuda en su negocio en las mañanas.

No obstante, las dificultades volvieron con David, cuando otra vez se quedó sin empleo ya que la editorial quitó su presencia en Zacatecas.

“Ya estaba pensando en regresarme a Puebla, cuando pasé por esta avenida y vi que se rentaba un local y no solo eso, lo rentaban con todo y casa; no la pensé y dije: de aquí soy, voy a vender pollos de sabores, voy a abrir mercado”, comentó David, quien es padre de tres hijas de 2, 14 y 15 años a quien tiene que mantener.

En ese momento, regresó al negocio de los pollos con el que lleva 5 meses y lo tiene ubicado en la avenida Segunda de los Varones, en el Fraccionamiento Las Quintas, que atiende de lunes a domingo de 11 de la mañana a 8 de la noche.

En este lugar, los clientes pueden degustar sabores como el tamarindo, que es el que él recomienda; hierbas italianas finas; a la barbecue; mantequilla; enchilados, entre muchos otras, ya sea en pollos o en alitas.

“Voy al pasito; pero la idea es que este negocio me dé para abrir otros, mientras tanto no voy a descansar hasta que tenga trabajadores y aquí voy a estar indefinidamente en Guadalupe,” sentenció David, a quien sus clientes lo ubican por la calidad en su servicio y por su buen trato.

Comentarios

Don`t copy text!