|  

Edición
Impresa

19 de enero

19 de enero

Celebraron sus Bodas de Oro, don Pablo y doña Felipa

Como es tradicional, el platillo que se sirvió a los invitados fue un delicioso asado de boda
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
En el lugar llegaron los hijos y también sus nietos y bisnietos. | Foto: David Castañeda

VETAGRANDE.- Celebraron su amor con unas Bodas de Oro, don Pablo Sánchez y su esposa doña Felipa Hernández se reunieron en familia para celebrar 50 años de vida juntos, para recordar las penas que superaron juntos y sus buenos momentos.

Fue así que de manera simbólica, nuestra pareja se unió nuevamente en el templo donde todo empezó y como si fuera la primera vez, se casaron y le dieron un nudo más al lazo que los tiene unidos ante Dios.

Recordado el momento en que se casaron en su juventud, don Pablo y su esposa Felipa volvieron al altar donde juraron estar juntos hasta que la muerte los separe.

Se unieron para celebrar 50 años de vida juntos.| Foto: David Castañeda.

Este lugar fue en el templo de la Virgen, en donde está feliz pareja de enamorados celebraron su 50 aniversario de bodas, aunque en esta ocasión fueron ahí acompañados de todos los retoños que criaron juntos.

Pues hasta el lugar, los acompañaron sus hijos Claudia, Felipe, Juan Pablo, Carolina, Silvestre y Julio César, y como si fuera poco también están ahí sus nietos y bisnietos, porque la vida crece y crece.

Las nupcias se llevaron a cabo este pasado fin de semana, en medio de una muy emotiva celebración religiosa, en la que los hijos fueron padrinos de lazos, anillos y las Arras.

Celebraron su boda en el templo de la Virgen donde se casaron.| Foto: David Castañeda.

Una fiesta de recuerdos

Luego de esta boda de Oro, la celebración no terminó sino que continuó con un recorrido de retratos, en el cual nuestro par de enamorados posaron en sitios que frecuentaban en su juventud.

Entre ellos se fueron a tomar fotos en las ruinas de las minas en donde hace más de 50 años, don Pablo trabajaba y en donde, además, se veía con su esposa Felipa, cuando recién eran novios.

No queda más que desearles que les queden muchos años más juntos, y decirles ¡Que vivan los novios!| Foto: David Castañeda.

La fiesta continuó después en el auditorio municipal, en donde dos de los hijos del señor Pablo y la señora Felipa, quienes son músicos amenizaron la fiesta tocando algunas canciones para bailar.

El baile lo inició el Conjunto Luna Show, donde su hijo Silvestre es vocalista, asimismo durante el repertorio de este grupo se sirvió la comida para todos los invitados.

La fiesta continuó después en el auditorio municipal.| Foto: David Castañeda.

Una rica comida

Como es tradicional, el platillo que se sirvió a los invitados fue un delicioso asado de boda y sus respectivo arroz y sopa de pasta que son el acompañamiento indicado para este manjar.

Después de la participación de esta agrupación, ya pintando el cielo oscuro de la noche,  la Banda 30 Treinta se encargó de llevar el ritmo en el vals, en esta agrupación Julio César interpretó los temas favoritos de sus papás.

También Julio César y el grupo interpretaron un vals y por si fuera poco, puso a cantar a su mamá, quien,  luego lanzó el ramo como es tradición, sirve para ver quién seguirá.

Amigos de la familia desde hace muchos años también estuvieron presentes en esta  celebración, para compartir la felicidad de la vida.

No queda más que desearles que les queden muchos años más juntos, y decirles ¡Que vivan los novios!

Don`t copy text!