|  

Edición
Impresa

22 de septiembre

22 de septiembre

Califican a R. Kelly como un depredador durante juicio; “usó fama para atraer menores”

Kelly niega los cargos de abuso sexual y agresión física, que abarcan desde 1994 hasta 2018.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
El artista de R&B enfrenta a entre 10 años y cadena perpetua si es condenado por todos ellos. / Foto: Cortesía

NUEVA YORK.- Durante el inicio del esperado juicio de la superestrella del R&B, R. Kelly, los fiscales dijeron que es un “depredador” que atrajo a menores con fines sexuales aprovechándose de su fama.

Cuando la fiscalía dio los detalles del patrón de abusos violentos, el artista mantuvo la cabeza agachada.

La fiscal federal adjunta, María Cruz Meléndez describió a Kelly como “un hombre que durante décadas utilizó su fama, su popularidad y una red de personas a su disposición para captar, preparar y explotar a niñas, niños y mujeres jóvenes para su propia gratificación sexual”.

Está acusado de asociación delictiva, explotación sexual de menores, secuestro, soborno y trabajos forzados; sin embargo, el acusado niega los cargos.

Cabe mencionar que enfrenta acusaciones desde 1994 a 2018 y enfrenta una condena de entre 10 años a cadena perpetua.

De acuerdo a la fiscal Meléndez, Kelly “tenía a su disposición a jóvenes fans” y las utilizaba “como objetos”.

Explicó el hombre de 54 años usó “todos los trucos del manual del depredador” para acercarse a las menores y a sus familias; prometía ayudarlas con una carrera artística para poder abusar sexualmente.

Además, sus guardaespaldas, conductores, abogados y contadores encubrían los delitos.

Para después sobornar a sus víctimas, cuando mantenía relaciones sexuales las fotografiaba y filmaba.

Kelly “imponía castigos crueles y degradantes” a quienes incumplían sus exigencias, incluyendo “violentos azotes y palizas”, añadió la fiscal.

Durante décadas, el artista nacido como Robert Sylvester Kelly, se había enfrentado a cargos que incluían la realización de pornografía infantil, sexo con menores, funcionamiento de una secta sexual y agresión sexual.

Su carrera empezó a tambalear tras el estreno en 2019 de la explosiva docuserie “Surviving R. Kelly”, que renovó el foco de atención sobre la escabrosa historia de la luminaria del R&B en la era post #MeToo.

El juicio de Nueva York es el primero que pone a Kelly en el estrado en relación con una serie de acusaciones que incluyen delitos sexuales en Chicago.

“Ahora, por fin, después de casi dos décadas, la gente está hablando y estoy humildemente agradecida por ello”, dijo fuera del tribunal Jonjelyn Savage, madre de Joycelyn Savage, una antigua novia de Kelly que dice haber sido abusada por él.

Don`t copy text!