|  

Edición
Impresa

26 de noviembre

26 de noviembre

AMULETOS: LA MANDRAGÓRA

Frase del día: La creatividad viene de un conflicto de ideas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Si te interesa algún consejo, escríbenos.

Uno de los amuletos naturales que más recomiendo es la mandrágora, a la cual podemos poner en pequeños relicarios, bolsitas o cualquier recipiente en donde se pueda poner un poco de ellas.

Mi abuela decía que la mandrágora es beneficiosa para hacer el bien a la persona; aunque también se han hecho con frascos o botes de cristal o metal.

Como la raíz de la planta tiene forma de ser humano se tomó como referencia como curativa y bienhechora gracias a sus jugos.

Mi abuela platicaba que en pequeñas dosis la mandrágora es un sedante, pues ayuda a calmar dolores, aunque hay que hacer cuidadosos, pues es una planta que quiere respeto y puede hacer el efecto contrario a lo positivo.

También decía que las raíces se colgaban al cuello de los bebes y niños pequeños con afán protector, así como se hacían amuletos para enamorados, para mujeres embarazadas y hasta para enfermos.

Además, era muy apreciada para combatir la esterilidad, ya que se cree que favorecía la fecundación.

Se creía que la mandrágora era algo vivo, que no se debía arrancar de buenas a primeras por un ser humano, pues si la “desgraciaban” o “mataban” arrancándola, haría daño a esa persona.

También se le atribuían propiedades mágicas en cuanto a los bienes materiales, pues se creía que si se enterraban varias monedas junto a la mandrágora, ésta atraía la riqueza material y la prosperidad, así como en la vida amorosa.

 

Don`t copy text!