|  

Edición
Impresa

22 de septiembre

22 de septiembre

A sus 85 años, doña Mica muestra su amor y arrojo por la vida

Es común ver a doña Mica en la entrada principal del Mercado Morelos, donde está sentada, antes en una silla de madera ahora en una silla de ruedas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Inició vendiendo nopalitos para sacar adelante a sus seis hijos. / Foto: Rocío Ramírez

JALPA.- Micaela Macías Gómez, mejor conocida en Jalpa como doña Mica, es una tierna y dulce abuelita que dedica sus días a la venta de nopalitos y productos que da la madre naturaleza, en el Mercado Morelos.

Esta simpática mujer es originaria de la comunidad de El Estiladero, la cual pertenece al municipio de Huanusco; aunque doña Mica es una leyenda viva en el municipio de Jalpa.

Sus ojos han visto como ha crecido Jalpa y ver que  el mercadito sigue siendo el mismo desde su construcción en el año 65.

A sus 85 años, aún conserva ese ánimo para trabajar e ir al Mercado Morelos, sitio en el que ha trabajado desde el espacio abrió sus puertas. Pero no fue en este mercado donde ella comenzó su historia como vendedora de nopalitos.

Doña Mica es originaria de Huanusco, pero es una leyenda viva en Jalpa. / Foto: Rocío Ramírez

Doña Mica platica que sus inicios en la venta de nopalitos se remontan a 1958, cuando vendía sus productos en donde hoy es una Farmacia Guadalajara, ahí sacaba la casta por sus hijos.

Lo anterior, porque había que trabajar para sacar adelante a sus hijos, pues fueron 10, y con el tiempo y las malas condiciones de salud se le quedaron solamente seis.

Aún con ello, y que su vida ha sido sumamente difícil, doña Mica no pierde ese amor por la vida que la caracteriza.

A doña Mica le tocó cuando el Mercado Morelos abrió sus puertas. / Foto: Rocío Ramírez

Haciendo frente a la adversidad siempre

Por eso es común ver a doña Mica en la entrada principal del Mercado Morelos, donde está sentada, antes en una silla de madera tejida con hilo ahora en una silla de ruedas.

Es ahí, en una pequeña mesita hecha con una caja de madera, donde ofrece sus nopales picaditos y enteros, ahorita que es temporada también vende hongos de ochote.

Pero a lo largo del año y según la temporada, doña Mica también ofrece verdolagas, quelites, guache, flores de calabaza y más.

Ofrece verduras de temporada, entre ellos el hongo de ochote. / Foto: Rocío Ramírez

Esta mujer comenta que no le gusta estar en su casa, prefiere ir a trabajar y asegura que la vida es generosa con ella. Lo anterior, ya que hay ocasiones que aunque la gente no le compre nada, no falta quien le dé 20 pesos, 50 o más, si les es posible.

También doña Mica destaca que hoy día ya no hace nada, solo ir a vender, ya pasaron los tiempos en que ella pelaba y picaba sus nopalitos.

Pero hace tiempo cuando era más joven y fuerte, era algo que disfrutaba mucho, incluso era bonito ir a buscar nopalitos al campo.

 

Si la fuerza la acompaña, ella seguirá

Doña Mica desde joven se vio en la necesidad de trabajar, su marido no le daba de comer y tenía mujeres por doquier, entonces ella tenía que salir adelante de un modo u otro.

Pese a las múltiples dificultades y adversidades que ha atravesado en su vida, se dice agradecida con Dios por permitirle vivir y también disfrutar muchas cosas.

Doña Mica prefiere salir a trabajar que quedarse a su casa. / Foto: Rocío Ramírez

Doña Mica nos contó que hace poco se cayó y se fracturó; por lo que por algún tiempo no pudo ir a trabajar y luego de reponerse, no quedó bien del todo y por eso usa silla de ruedas, pues al caminar se cansa mucho.

El largo tiempo que ha pasado vendiendo nopalitos la hace conocida en el Mercado Morelos, donde la suerte la ha acompañado; aunque a veces no se vende mucho.

Finalmente nos comentó que mientras tenga fuerzas seguirá acudiendo a trabajar, pues es algo que disfruta, ver a la gente, platicar y de paso ganarse un dinerito para pagar los costos de la vida.

Don`t copy text!