|  

El Runrún: Se judicializan pleitos en Morena; llaman a la FGR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Mariana Trejo, Gilberto del Real, Fernando Arteaga, Mirna Maldonado, Omar Carrera y Héctor Menchaca.

Investiga la SFP presunta corrupción en Subsecretaría del Transporte
Se destapa Erik Muñoz para dirigir al PRI
Vienen revanchas contra alcaldes que se metieron al proceso

Para hacerse del comité de Morena no se tientan el corazón. La pelea entre Los Históricos de Morena y un grupo que lidera el diputado Omar Carrera llegó a niveles extremos. Fernando Arteaga, alegan sus opositores, no está ya reconocido como presidente del comité estatal de Morena. No tiene por qué manejar el dinero del partido, usar mobiliario y mucho menos disponer del parque vehicular. Por eso, la semana pasada se promovió una denuncia ante la Fiscalía General de la República por la posesión de siete vehículos oficiales (cinco camionetas Nissan Frontier, una Urvan y un Versa Advance, todos de modelo reciente) que dicen, ya no debe disponer Arteaga.

El 23 de junio pasado, la secretaria del partido, Blanquita Rodríguez; la tesorera Gladys Campos Villanueva y otros miembros del comité enviaron un oficio a Fernando para requerirle los vehículos. En el escrito le advertían que si no se cuadraba procederían “conforme a derecho”. Se supo que ya lo hicieron. Pero Los Históricos no tienen miedo. Insisten en la legalidad y permanencia de Fernando Arteaga Gaytán, a quien califican como un dirigente honesto, y advierten que el único facultado para removerlo es el consejo que preside Gilberto del Real. Sin embargo, el IEEZ de Virgilio Rivera ya lo desconoce. El instituto le da la razón a Blanquita y los demás “golpistas” de Morena. Es de dominio público la rivalidad y rencor entre ambos grupos que se disputan la dirigencia. Lo nuevo es que ahora el caso está llegando a instancias penales.

No es pleito de David

El gobernador electo David Monreal anda muy ocupado en temas institucionales y lo que menos le interesa es meterse a las grillas del partido. La secretaria Blanquita fue quien promovió la denuncia, pero las indicaciones vendrían del diputado Omar Carrera. Este ya ha manifestado abiertamente su intención de asumir la presidencia de Morena. Por eso intentan achacarle cargos de delitos electorales o lo que proceda a Fernando Arteaga por la posesión de los vehículos. Es un pleito por los bienes del partido, las prerrogativas, el botín. Y ya comenzaron a repartirlo. Según los Históricos, Blanquita Rodríguez como secretaria y Campos como tesorera ya violaron los estatutos del partido, las reglas sagradas, al otorgarse salarios y pertenecer al comité directivo. Fernando nunca cobró salario de dirigente, pero algunos de sus colaboradores sí, por eso los “golpistas” consideran el tema de salarios absolutamente legal. Mientras se pelean los dos grupos, la renovación oficial del comité vendría en octubre de este año.

Beneficiarios dinámicos

Para manejar el dinero de la UAZ hubo cosas que el exrector Antonio Guzmán hizo mal, como la entrega de bonos no justificado a funcionarios; y otras que estuvieron bien, como la depuración en expedientes de jubilaciones. Sucede que había casos de académicos fallecidos en lo que sus familiares estaban cobrando pensiones como si también ellos hubieran trabajado en la universidad. Recibían aguinaldo, prima de antigüedad y otras prestaciones que da la universidad, hasta que El Waca hizo una depuración de pensionados fallecidos y logró aligerar un poco la pesada carga financiera en la universidad.

Presuntos enjuagues

Hay una queja colectiva de concesionarios de taxis y camiones por la entrega de permisos experimentales por parte de la Subsecretaría de Transporte, a cargo de Gabriel Morales. Las acusaciones también involucran a Emanuel Rivas, director de Concesiones, y el director de Capacitación, Miguel Ángel Esparza Moreno. Evidentemente, a los transportistas no les gustó que se entregaran nuevos permisos, aunque fueran experimentales, para que les hicieran competencia en Fresnillo, Nochistlán, Villanueva, Pinos, Juan Aldama y Jalpa.

Está comprobado que de octubre del 2020 a enero de este año se entregaron 19 permisos experimentales; según la Subsecretaría de Transporte, esas licencias no son nuevas, sino que se trata de “substituciones a concesiones otorgadas con anterioridad y que se originaron de un procedimiento de transferencia”.

El mismo subsecretario Gabriel Morales autorizó estos permisos, cuando los quejosos dicen que no le correspondía. Hay varios expedientes de queja por presuntas irregularidades en estas licencias, que se interpusieron ante la Secretaría de la Función Pública. La titular de la dependencia, Gabriela Rodríguez, ya inició desde hace algunos días la investigación. Anticipan en la secretaría que habría relación entre todos los expedientes y eso puede facilitar avances.

Los transportistas denunciantes dicen que esos permisos se debieron vender, aunque no tienen pruebas documentales para afirmarlo ni especular cantidades de dinero.

Es una situación delicada que está en la cancha de la Función Pública: determinar responsabilidades y si en realidad hubo algún cobro de moche por las licencias.

Heredero del tellismo

Ahora que están por comenzar los pleitos por las dirigencias de los partidos, el secretario General de Gobierno, Erik Muñoz, ya se anotó para relevar a Enrique Flores en el comité del PRI. Erik ya presume que tiene respaldo del tellismo, de Fito Bonilla y otros sectores del partido, a excepción del grupo de Roberto Luévano. Los veteranos del PRI no le ven suficientes tablas a Erik, aunque llegó a la Secretaría General de Gobierno. Curiosamente, los partidarios del mismo Erik se preguntan: ¿qué méritos tenía Jehú Salas para ser Secretario General de Gobierno? ¿Y para ser candidato a diputado por las dos vías? Por eso Muñoz quiere dar la sorpresa. No está dispuesto a regresar como un administrativo más en la Secretaría de Finanzas y esperar a que los morenistas le hagan “bullying”. Como otros en el gabinete, Muñoz presumió disciplina al controlar las calenturas electorales y quedarse a cerrar el quinquenio, aunque a como pintaba el panorama electoral eso era lo mejor para muchos.

Faltan castigos

Mucho se ha hablado de la corrupción en el Issstezac, omisiones y saqueos. Pero en los últimos 20 años en realidad no se han visto castigos ni medidas ejemplares para sancionar a los exfuncionarios responsables, más allá de la inhabilitación que le aplicaron a Chuy de Alba. Aún hay muchos casos en los que el instituto puede actuar y recuperar dinero, como en la entrega de créditos, de los que Javier Mendoza mantiene un adeudo que le están cobrando a la actual magistrada electoral, Gloria Esparza, porque ella firmó cuando este era su jefe en Gobierno del Estado. A Mendoza ya no le podían hacer los descuentos porque ya no era parte de la nómina estatal.

Cambios difíciles

No será fácil el cambio de mando en el Tribunal Unitario Agrario. Luego de más de 6 años de estar en Zacatecas, a la magistrada Leticia Díaz de León le cambiarían su lugar de adscripción a Tlalnepantla, estado de México. En su lugar llegaría María de Lourdes Martínez, actual magistrada agraria en Monterrey, Nuevo León. El asunto es que en Zacatecas no quieren que se vaya Díaz de León y hacen lo posible para que no la cambien de tribunal.

Fiesta en Sain Alto

El pasado viernes, el alcalde electo José Luis Salas El Bicha tuvo una comida para más de mil personas en Sain Alto. Sirvieron el tradicional platillo caldo loco, tequila, whiskey y trajeron bandas para amenizar. Ahí andaba la diputada federal electa Bennelly Hernández, quien le debe mucho al morenismo de Sain Alto por su victoria en el Distrito 1, ya que en Sombrerete le fue muy mal a la exfuncionaria de la delegación Cuauhtémoc. En esa región se ve al alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal, otro de los invitados a Sain Alto, como uno de los liderazgos más fuertes.

No hubo paz

Habrá periodos de transición polémicos en los que el alcalde en turno le jugó en contra al presidente municipal electo. Uno de esos casos es el de Cuauhtémoc, donde el priísta José Juan Álvarez intentó detener al candidato del PVEM, Francisco Arcos. Se dice que ya con la constancia de mayoría, Pancho Donas no va a perdonar ni los ataques ni la operación en su contra por parte de Álvarez Martínez. Otro que traen en la cuerda floja es al alcalde de Juchipila, Rafa Jiménez, porque intensificó la entrega de apoyos precisamente cuando Rocío Moreno, presidenta electa, intentaba despegar. En la capital, al presidente municipal Salvador Estrada no tienen qué recriminarle. Los que se fueron a apoyar a Iván de Santiago lo hicieron por su cuenta. Chava se mantuvo institucional e incluso tiene la disposición de facilitarle la entrega a Jorge Miranda, no de estorbarle ni ponerle piedras en el camino.

Runrunazos

Priístas y morenistas lamentaron el fallecimiento del exdelegado del tricolor Jorge Romero. El político tenía problemas de salud y se dice que esperaba un transplante mientras estaba internado en Hidalgo. Lamentablemente murió. * Ya da por hecho Ricardo Monreal que aparecerá en las boletas como candidato a presidente de la República, con o sin Morena. Es cierto que aquel monrealazo de 1998 causó gran sensación en su momento, pero repetir la hazaña a nivel nacional ya es otra cosa. El exgobernador de Zacatecas ya tiene equipo en otras entidades del país y no hay duda de que está en las grandes ligas de la política. Los tres años que vienen serán decisivos para el fresnillense

Don`t copy text!