El Runrún: Líder del SUTSEMOP quiere entrar a la Nueva Gobernanza

Para los sindicatos rebeldes, como el de Norma Castorena en la SSZ o la 58 del SNTE de Óscar Castruita, el SUTSEMOP que dirige Israel Chávez, o al menos su líder, ya está más cerca de la parte patronal que de sus bases. El joven Israel salió bien librado de las negociaciones de incremento salarial … Leer más


Israel Chávez, líder del SUTSEMOP. | Foto: cortesía.

Para los sindicatos rebeldes, como el de Norma Castorena en la SSZ o la 58 del SNTE de Óscar Castruita, el SUTSEMOP que dirige Israel Chávez, o al menos su líder, ya está más cerca de la parte patronal que de sus bases. El joven Israel salió bien librado de las negociaciones de incremento salarial y por eso no tenía motivos de armar grillas en las marchas del 1 de mayo. Cuentan en los mismos círculos internos del SUTSEMOP, que los acuerdos de Israel con la Nueva Gobernanza van más allá de gestionar beneficios para los agremiados. Supuestamente, Chávez convocó a los miembros de más confianza del comité y les confesó que les pediría un espacio rumbo al proceso del 2024. Israel quiere ser presidente de la capital, pero si no se puede pediría el distrito local 1 o el 2. Y si tampoco se puede, “negociaría” una reelección en el sindicato.

Pedirán más presupuesto
Algo dejó en claro el fiscal Francisco Murillo durante su comparecencia en el Congreso local: el presupuesto que le destinaron, de 670.5 millones no es suficiente. No será el único en protestar para exigir más recursos. Uriel Márquez, magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa, con uno de los sueldos más altos de la burocracia estatal también pediría aumentar los 18.3 millones de pesos que le asignaron; el magistrado Arturo Nahle, en el Tribunal de Justicia, hará lo mismo pues los 550.5 millones programados no le alcanzan. Hasta el momento, la indicación de la Nueva Gobernanza es que se ajusten al presupuesto que tienen.

Más choques
En la discusión para el tema de reasignaciones presupuestales, vendría otro pleito entre los dos grupos oficialistas en el Congreso local, el de la morenista Maribel Galván, y el de las rebeldes Priscila Benítez e Imelda Mauricio. Ayer por la tarde en una quinta de La Zacatecana, hubo una reunión entre diputados de los dos grupos con el gobernador David Monreal y de paso felicitaron por un cumpleaños de hace días al legislador Ernesto González, quien admite que a sus 33 años se ve más viejo de lo que es.

Miedo de la vieja guardia del SPAUAZ
Si con la llegada de la 4T que encarna el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha cuestionado el financiamiento a asociaciones civiles, guarderías, operadores políticos, institutos electorales y demás, porqué no habría de cuestionarse también el pago de prestaciones demasiado generosas, para el grupo de docentes jubilados de la UAZ que siguen cobrando lo mismo como los que están en activo. Entre ellos alegan que es un privilegio ganado con años de lucha y que no importa que muchos millenials y futuras generaciones ni siquiera alcancen una pensión. Uno de los miedos de estos jubilados es que desde la SEP quieran tocarles el contrato colectivo. La designación de José Juan Martínez como líder del SPAUAZ tampoco les ayuda. El ingeniero de Sombrerete es joven y luego de sus propios intereses, representa más los de los académicos no tan viejos, que no ganan lo que sus colegas más veteranos.

Ahogado en demandas
No se imaginaba Chailito González de los grandes problemas financieros en Villanueva. Su administración enfrenta más de 300 demandas laborales, hay orden para reinstalar a otros 50, le deben al SAT, proveedores, IMSS y supuestamente el adeudo total ya rondaría los 100 millones de pesos. Al alcalde González ya solo le falta que los cobradores de Coppel lo vayan a buscar.

Sin ánimos de reclamo
El expriísta Gilberto Martínez, alcalde de Tabasco, tendría que hacer de nuevo una obra de fosa séptica para un edificio de seguridad pública. Este proyecto ya lo tenían pero cuando se construyeron las instalaciones del banco del Bienestar se destruyó la fosa. Martínez resignadamente emprendería otra vez la obra, sin hacer ningún tipo de reclamo, ni siquiera pensarlo, hacia la súperdelegada de programas Verónica Díaz.

Runrunazos
Más que ayudar, Guadalupe Rojas Chávez, exjefe de Apoyo Parlamentario, resultó un compromiso bastante costoso para el Congreso local. Hasta el día que lo corrieron le respetaron sus “bonos especiales” y salió con un cheque de 2 millones 300 mil pesos. Habría como 600 mil pesos que había que pagar de impuestos y la Legislatura lo hizo. * Algunos operadores de Morena en diferentes municipios como Fresnillo dejaron de hacer lo suyo. Están esperando al proceso de renovación para que se releve a Fernando Arteaga como dirigente estatal.