|  

Edición
Impresa

20 de septiembre

20 de septiembre

El Runrún: Jóvenes tellistas contra jóvenes davidistas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Rubén Ibarra y Julio Chávez.

Se cierra un ciclo y comienza otro en cuanto a crecimientos políticos se refiere. Hay dos sectores que están analizando los escenarios políticos, unos van más hacia la etapa de reflexión sobre lo que hicieron y los otros apenas van preparando sus proyectos y ambiciones. En los primeros está el extitular de la Jefatura de Oficina del Gobernador, Juan del Real; el subsecretario de Gobierno, Tadeo Díaz; Poncho del Real que ya se fue delegado del SAT a San Luis Potosí y otros jóvenes tellistas de los que dicen, el que generó continuidad es Jehú Salas como futuro diputado local. En el otro grupo están los morenistas Carlos Zúñiga, que posiblemente tendría una secretaría; Ángel Muñoz, perfilado para la Coordinación Jurídica y el alcalde electo de Guadalupe, Julio César Chávez. Dicen que a los primeros les faltó más unidad y coordinación como grupo, mientras que los otros están a prueba. Se mantendrán juntos en apoyo al gobernador electo David Monreal hasta que los intereses de algunos comiencen a chocar.

-Drama en el PRI

Aún no acaban de terminarse los dramas que viven en el edificio de la Reyes Heroles. “Perdimos la elección, perderemos recursos”, fue la sentencia que dieron a más de una docena de trabajadores del comité estatal del PRI. Con ese mensaje se justificó el despido de estos trabajadores en los que había gente que llevaba muchos años de lealtad al tricolor. Algunos, según dicen, todavía están buscando a Juanita Ibarra, de la Junta de Conciliación, para emprender demandas laborales contra el partido. El comité estatal, presidido por Enrique Flores, ya anticipa recortes brutales en sus fuentes de financiamiento. Por eso no se descartan aún más despidos. Dicen los tricolores que extrañan a gente como el licenciado Corona y otros trabajadores del comité que solían estar en las buenas y en las malas.

Apretaron de más

La bronca que enfrenta el Cobaez y su director Carlos Espino por la falta de aportaciones al Issstezac es muy similar a la que tienen en la UAZ. Los contratos colectivos de ambas instituciones representan un déficit porque simple y sencillamente el dinero que reciben del estado y la Federación no es suficiente para cumplir con todas las prestaciones de los trabajadores. Y la seguridad social es lo que se deja al último. En Cobaez pagan bono de inicio de cinco días de salario, bono de organización de siete días de salario, bono navideño por 15 días, ajuste de calendario de cinco días, ayuda para compra de útiles escolares, prima vacacional de 24 días y el aguinaldo de tres meses de salario, entre otros beneficios. Se puede dejar de pagar las aportaciones al Issstezac, pero ninguna de las otras prestaciones mencionadas. Gerardo García, del Supdacobaez, apretó de más.

Deuda sostenible

Durante el quinquenio de Alejandro Tello la deuda recibida en 2016 se ha ido reduciendo. Según análisis del Senado y la Secretaría de Hacienda, la deuda pública de Zacatecas es sostenible. Bajó de 8 mil 549 millones de pesos en 2016 a 7 mil 796 millones, al primer trimestre de este año, que para entonces el monto sería menor. Entre las deudas de municipios registradas en la SHCP la capital aparece con 80 millones de pesos, Guadalupe con 149.6 millones; Jerez, 29.3 millones de pesos y Tlaltenango con 14 millones.

Runrunazos

Admiten en la burocracia del Congreso local que sí hay un grupo de funcionarios que se ha perpetuado Legislatura tras Legislatura, y que “la fuente de su poder” es que convencen a los diputados en turno de que ellos “son unos chingones” para sacar la chamba y que nadie más puede hacerlo. En otras palabras, se venden como indispensables. No obstante, se han ido cayendo algunos como Pedro Argomaniz, del que ni se notó su ausencia en el Instituto de Investigaciones Legislativas; y en la actual Legislatura algunos diputados ya comenzaban a dudar de los consejos del jurídico José Luis de Ávila. * La creación de nuevos fraccionamientos es un tema que ya preocupó a la administración que deja el filósofo Salvador Estrada en la capital. No solo por el agua, sino por el servicio de recolección de basura. Hubo una petición que no procedió legalmente, para que un fraccionador donara tres camiones de basura.

Don`t copy text!