Navidad ¿Somos justos? - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Navidad ¿Somos justos?

Navidad ¿Somos justos?

Redacción Zacatecas

   |  17 diciembre, 2015

Navidad ¿Somos justos?

Toda la vida hemos oído que Navidad es tiempo de dar. 

Personalmente sé de muchísimos patrones e instituciones de gobierno que en la Navidad les organizan a sus empleados brindis, intercambios, posadas y hasta bailes, y que cumplen con lo que manda la ley en aguinaldos y a veces hasta dan más.

Eso es muy justo y con lo que cada uno de ellos puede, dentro de sus posibilidades, año con año celebran así la Navidad y festejan y agradecen a sus empleados por  todo el trabajo que hacen a lo largo del año.

Muchas amas de casa también, aunque sus empleadas domésticas no están en un sindicato o registradas en el Seguro Social les dan sus aguinaldos y les regalan ropa, comida , juguetes y otras muchas cosas.

Esto es muy justo y éste es un tiempo especial para compartir.

Lo que me dio mucho coraje el otro dia fue que una muchachita humilde, madre soltera, al preguntarle yo de qué vivían ella y su hijo, me dijo que ella a veces plancha o lava ajeno y que también vive de lo que trabaja su papá.

Sin embargo, ahorita él no tiene trabajo porque su patrón es una persona que contrata trabajadores sin darlos de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social ni los beneficios del  Infonavit, etcétera, y que casualmente cada año a mediados de noviembre los deja sin labores para no darles aguinaldo ni nada en Navidad.

Eso de verdad no tiene nombre, no es justo que haya gente así, como tampoco es justo que haya trabajadores que en cuanto reciben su aguinaldo dejen su empleo sin importarles el patrón ni la empresa o institución ni la casa en donde trabajan. 

Hay que reflexionar y ver de cuál de estos tipos de persona somos.

Pensar si optamos por el patrón o ama de casa justo que hace las cosas bien a favor de sus trabajadores y que a la larga a la empresa le va a remunerar; el patrón injusto y tramposo que no ayuda ni beneficia para nada a sus trabajadores.

Qué tal el empleado honrado que cumple bien con sus obligaciones y hace crecer la empresa en donde trabaja para beneficio de todos.

O bien,  el empleado mentiroso y tramposo que solo busca sus intereses y no le importa la empresa o institución donde trabaja.

Imagen Zacatecas – Isabel Orendain

Comentarios

 NOTICIAS RELACIONADAS

Don`t copy text!