Para el primer Domingo del mes - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net

Para el primer Domingo del mes

Para el primer Domingo del mes

Redacción Zacatecas

   |  3 mayo, 2020

DUMBAR-EL-CURANDERO
Para el primer Domingo del mes

Hay que lavarse las manos con sal para recibir bendiciones no solo es un acto que se hace cada primer domingo de mes, es algo que puedes hacer cada vez que necesites una bendición.

La sal purifica y limpia, el agua es el instrumento de Dios como portador de buenas cosas y acercamiento al mundo espiritual.

Cuando nos lavamos las manos con agua y sal purificamos nuestra energía lo que nos hace más aptos para recibir las bendiciones, ya que tenemos las manos limpias para agarrar las cosas buenas que llegan.

Se llena un vaso con agua y dos cucharadas de sal, se deja reposar una hora y después procedes a lavarte.

Es importante no secar las manos y rezar lo siguiente:

“La sal es protectora y ella me ayudara a que mi dinero se multiplique y jamás falte en mi hogar.”

PURIFICA TU CASA

La sal ha sido considerada un agente protector y limpiador, tanto física como metafísicamente. Un recipiente de sal en tu hogar puede absorber agua y matar bacterias.

A algunas personas les gusta comprar lámparas de sal elegantes para este propósito, pero un simple tazón lleno de sal también puede hacer el truco.

Puedes usar cualquier sal que tengas. Aunque te recomiendo usar sal marina o de grano.

Además, a la sal le puedes agregar hierbas y aceites, por ejemplo:

  • El enebro, es una hierba protectora.
  • Clavos de Olor y granos de pimienta, ya que eliminan la energía negativa
  • Unas gotas de aceites esenciales, como lavada, girasol, pachuli… hasta aceite de oliva
  • Ajo, romero, ruda, laurel y pirul ayudan a quitar maldiciones o energías negativas de cualquier tipo
  • Flores como pétalos de rosas o girasol para el amor

No olvides mezclar con tus dedos y expresar tu intención en voz alta:

“Que esta sal limpie la energía de mi hogar y me proteja de la negatividad”.

Cuando pases junto al recipiente con sal, úsalo como un limpiador de tu energía. Puedes tocar la sal con las manos para poner a tierra cualquier energía errante.

Cuando la energía del cuenco ya no se siente limpiadora, es hora de deshacerse de ella y puedes tirarlo a la basura.

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.
Cambiar la configuración de la privacidad