Regresan zacatecanas varadas en Ecuador

El martes por la noche llegaron a Zacatecas Fernanda Sandoval y su madre, después de permanecer varada en Otavalo, Ecuador, debido al Paro Nacional de sectores populares que está en contra del alza del precio de productos de primera necesidad. Relató que cuando llegó a Ecuador para participar en Miss Beauty Universal México, se le … Leer más

Fernanda y su madre fueron apoyadas en Otavalo por la familia Valencia.

El martes por la noche llegaron a Zacatecas Fernanda Sandoval y su madre, después de permanecer varada en Otavalo, Ecuador, debido al Paro Nacional de sectores populares que está en contra del alza del precio de productos de primera necesidad.

Relató que cuando llegó a Ecuador para participar en Miss Beauty Universal México, se le informó que tendría que dirigirse a Ibarra. Esto lo haría junto con dos participantes de Costa Rica, dos coordinadores, su madre y ella, y se le advirtió que había algunas carreteras cerradas y que tendrían que buscar vías alternas.

Los bloqueos

Se trasladó de Quito a San Juan de Minas en donde se encontró un bloqueo en la carretera con una montaña de tierra de aproximadamente 3 metros, la cual tendrían que cruzar cargados de maletas, mientras llovía.

Para llegar a Ibarra tendrían que caminar 4 horas, por lo que decidieron no continuar, la familia Valencia les ofreció quedarse a dormir en su casa y les proporcionaron alimentación, a pesar de que hay escasez de alimentos.

Apoyo institucional

Reconoce que hubo contacto permanente del personal de la embajada de México en Ecuador para sacarla de la ciudad, y se les pedía paciencia solamente para recatarlas pues el conflicto interno era complejo.

Así como del gobernador David Monreal Ávila, quien dio instrucciones a su gabinete para atender de manera integral a las zacatecanas, siendo recibidas en el aeropuerto de Calera por el encargado de la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami), Iván Reyes Millán, quien inmediatamente ofreció atención médica a la mamá de Fernanda.

Asimismo agradeció al joven Jerónimo quien se arriesgó con el grupo en un viaje de 10 horas para poder llegar al aeropuerto y regresar a Zacatecas.