|  

Edición
Impresa

21 de septiembre

21 de septiembre

Ramón López Velarde, gran referente de la literatura mexicana

Gracias a la calidad de sus textos, López Velarde se convirtió en un gran referente de la literatura mexicana.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Ramón López Velarde Jerez La Suave Patria centenario muerte poeta juegos florales literatura
Ramón López Velarde | Foto: Archivo

ZACATECAS.- Hoy es el centenario luctuoso del famoso bardo jerezano José Ramón Modesto López Velarde Berumen, mejor conocido como Ramón López Velarde.

El poeta nació en Jerez en 1888 y falleció en la ciudad de México el 19 de junio de 1921.

Ramón López Velarde Jerez La Suave Patria centenario muerte poeta juegos florales literatura
Nació en Jerez | Foto: Archivo

Una de sus obras más reconocidas es La Suave Patria, que este año también cumplirá 100 años de sus publicación.

Referente de la literatura

Gracias a la calidad de sus textos, López Velarde se convirtió en un gran referente de la literatura mexicana, pues su prosa influenció a muchas generaciones.

Orígenes y formación

Sus padres fueron José Guadalupe López Velarde y Trinidad Berumen Llamas. Fue el primero de los nueve hijos.

A unos cuantos kilómetros de su casa se encontraba la Hacienda de la Ciénaga, donde vivió Josefa de los Ríos (Fuensanta), su musa y a quien dedicó sus primeros textos.

Su familia era un tanto acomodada, por lo que a  los 14 años debido a la influencia de sus padres, ingresó al Seminario Conciliar de Guadalupe en Aguascalientes, para  convertirse en sacerdote, tres años después abandonó este camino.

Los estudiosos de la vida del poeta coinciden en que su primer poema conocido lo escribió en 1905.

En él, apuntan, ya menciona  a la mujer que sería su musa y a la que llamaría “Fuensanta” aunque su nombre real era Josefa de los Ríos.

En 1906 fundó la revista literaria Bohemio, de la cual publicó nueve números. A fines de 1907 ingresó a la Licenciatura en Derecho en el Instituto Científico y Literario de San Luis Potosí. Colaboró en diversas publicaciones periódicas con ensayos de crítica literaria y cultural.

Estuvo a punto de abandonar sus estudios en Derecho debido a la muerte de su padre.

Este hecho complicó la situación económica para él, su madre y sus hermanos, pero pudo continuar en el Instituto Científico y Literario de San Luis Potosí, gracias a la ayuda de sus tíos maternos.

En 1911 obtuvo el título de licenciado en Derecho. Se le eximió del examen profesional por sus excelentes calificaciones.

Ahí conoció a célebres poetas latinoamericanos y colocó entre sus favoritos a Amado Nervo, a quien llamó “El máximo poeta nuestro”, cuya influencia literaria determinó el estilo del jerezano.

Su estilo

La poesía del célebre López Velarde destaca por su singular literatura.

En ella permite a sus lectores reflejarse en una poesía con impresiones antagónicas, “vida y lujuria, ardor sensual y experiencia mística, carne y espíritu, devoción y blasfemia”, según lo dicho por Carlos Monsiváis.

“Ramón López Velarde es el autor bisagra entre la sensibilidad semisecular del siglo XIX y la evolución estética, lingüística, formal y hasta moral de las vanguardias que alumbraron la primera mitad del siglo XX; la piedra de toque, el parteaguas entre modernismo y vanguardias”, de acuerdo con el poeta, ensayista y traductor Hernán Bravo Varela.

Consideró que el jerezano “sigue siendo un autor insustituible para entender ese largo viaje a la luz de la modernidad en México. No me cabe la menor duda que López Velarde es una herencia, un saldo futuro del romanticismo. Estamos frente a ese padre prolíficamente soltero de la patria poética moderna”.

Su postura política

Es importante señalar que durante su vida, López Velarde apoyó abiertamente las exigencias de reformas políticas de Francisco I. Madero, a quien conoció personalmente en 1910.

Se dice que este apoyo lo hizo mediante poemas, reseñas y artículos políticos sobre las reivindicaciones de la Revolución Mexicana.

Publicó en El Regional de Guadalajara un poema y varios textos prosísticos, en los que cuestionó, siempre con un tono irónico, al Porfirismo. En marzo de 1912 llegó a la Ciudad de México en compañía de su hermano Jesús. A raíz de una entrevista con Madero recibió un nombramiento como actuario de un juzgado, cargo que desempeñó por un breve periodo.

Su reencuentro con antiguas amistades, como Eduardo J. Correa, lo llevaron a conocer a otros poetas y a continuar con sus publicaciones, sobre todo de crítica literaria y periodismo político.

Su obra

Fue a partir de 1915 cuando comenzó a escribir sus poemas más personales, marcados por la añoranza de su Jerez natal, a donde nunca regresó,  y de su primer amor, Fuensanta.

En 1916 publicó su primer libro, La sangre devota, que dedicó a “los espíritus” de los poetas mexicanos Manuel Gutiérrez Nájera y Manuel José Othón. En 1917 comenzó a preparar su segundo poemario, Zozobra, publicado en 1919.

Ramón López Velarde Jerez La Suave Patria centenario muerte poeta juegos florales literatura
Publicó La Sangre Devota | Foto: Cortesía

Con la llegada de José Vasconcelos a la Secretaría de Educación Pública, editó artículos en las revistas México Moderno y El Maestro, en la cual apareció el ensayo Novedad de la patria, cuyas ideas retomó para La Suave Patria.

La Suave Patria

“La Suave Patria” fue publicada el marco de la conmemoración de la Independencia de México, lleva al final la fecha de “24/Abril/1921”, fue su último y más extenso poema.

Ramón López Velarde Jerez La Suave Patria centenario muerte poeta juegos florales literatura
La letra de Ramón López Velarde.

En este, el poeta deja de lado su característico estilo para dirigir sus versos a la patria, sin embargo, no pudo verla publicada pues murió ese mismo año, poco antes de su publicación.

Para Bravo Varela, La Suave Patria “es indudablemente un texto de una riquísima complejidad léxica, que contempla el verso endecasílabo de otra manera. López Velarde nos dio una lección contrafractual y absolutamente arriesgada de la historia de México. Todas esas minucias han pasado inadvertidas ante el ejército de declamadores que siguen tomando el poema a costa de su extraordinaria modernidad. Seguimos viéndolo como una curiosidad por el peso de su instalación declamatoria”.

Destaca también que “es uno de los grandes portentos de nuestra tradición poética mexicana. Sigue sin ubicarse como debería estar, entre Primero sueño de sor Juana Inés de la Cruz, Muerte sin fin de José Gorostiza y Piedra de sol de Octavio Paz, los grandes poemas de largo aliento en México”.

La muerte

Una de sus acostumbradas caminatas nocturnas fue la causa de su muerte, las bajas temperaturas le provocaron de manera súbita una fuerte bronconeumonía, para morir de asfixia durante la madrugada del 19 de junio.

Sus restos reposan en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón de Dolores de la Ciudad de México.

Su legado

A cien años de su muerte y de la publicación de “La Suave Patria”, López Velarde sigue vivo en sus textos.

En 2021 su vida y aporte son conmemorados con la celebración de los Juegos Florales que llevan su nombre.

Incluso este día, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, encabezará los homenajes al ilustre zacatecano.

Don`t copy text!