|  

Edición
Impresa

25 de octubre

25 de octubre

Préstamos digitales: la importancia del estudio previo para prevenir fraudes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). | Foto: cortesía.

ZACATECAS.- Sin lugar a dudas que en México en los últimos tiempos hubo una importante explosión de crecimiento de muchísimas entidades financieras que trabajan de manera digital, ofreciendo servicios de todo tipo a miles de mexicanos.

Algunas de estas plataformas se especializan en brindar puntualmente créditos, los que se pueden solicitar de manera inmediata sin la necesidad de acudir a ninguna sucursal, y en algunos casos, directamente no se solicitan comprobantes de ingresos.

Esto es beneficioso para muchas personas, debido a que pueden recibir el dinero que necesitan en pocos minutos y con mucha flexibilidad.

Pero claro, también sucede que muchas personas malintencionadas se aprovechan de esto para intentar cometer fraudes o estafas a quienes necesitan liquidez mediante un préstamo.

Es una realidad: quienes buscan préstamos en efectivo deben dar una serie de datos por internet. Ahora bien, el delito ocurre cuando quienes brindan esos datos no son empresas registradas o legales, sino que son simplemente personas que se dedican a cometer ilícitos mediante el robo de información personal.

Cuando alguien quiere solicitar un crédito de forma rápida y piensa en usar aplicaciones móviles de distintas plataformas, son varias las cosas que debe tener en cuenta.

En primer lugar, la recomendación es que verifique ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) si dicha institución se encuentra registrada de forma legal, y además, puede también consultar cuáles son las calificaciones que tiene por parte de sus clientes y usuarios.

Por otro lado, se debe siempre estar seguro que la aplicación que estamos utilizando sea la verdadera de la entidad y no sea una copia. Y claro que otra recomendación es que compare entre distintas instituciones las distintas posibilidades, para aprovechar las menores tasas de interés y no sufrir la usura, por ejemplo.

De acuerdo a los reportes de distintos organismos una de las principales problemáticas está en la cuestión del robo de datos personales, como antes lo expresamos.

Una vez sucedido ese delito, los delincuentes lo que pueden hacer, por ejemplo, es solicitar otros productos financieros a nombre de la víctima, o bien, también utilizar esos datos para realizarle a dicha persona algún tipo de extorsión.

De acuerdo a Condusef, la Policía Cibernética y otras variadas autoridades con potestad de control en esta área, afirmaron días atrás que sólo en los tres primeros meses del 2021 recibieron por lo menos casi 2 millones de quejas por posibles fraudes, aunque también prácticamente otras 14 mil quejas por robos de identidad, entre otros inconvenientes.

Lo que recomiendan es siempre verificar previamente el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros actualizado para estar totalmente seguros de que la aplicación es la correcta en donde se inicia la solicitud, como así también leer cada una de las condiciones del crédito al que se está por acceder.

Y no dejar de destacar que en caso de sufrir robos de datos o delitos similares, siempre se debe hacer el reporte correspondiente a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Don`t copy text!