|  

Día de la Madre, un día de fiesta y contradicción: Obispo Sigifredo

Señaló que es un día mágico de fiesta, pero también de contradicción ya que actualmente se vive la violencia contra la mujer.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ZACATECAS.- Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la diócesis de Zacatecas durante la homilía dominical hizo una reflexión en relación con el día de la madre, en la que señaló que es un día mágico de fiesta, pero también de contradicción ya que actualmente se vive una tragedia, la violencia contra la mujer.

Refirió que el día de la madre es mágico y se expresa en canciones, en flores y velas, pero lamentablemente también vivimos lo contradictorio a esto, “la violencia contra la mujer, es decir contra la madre”.

Noriega Barceló dijo que pareciera que “estamos en un conflicto permanente, que ya traemos ese doble chip” por lo que resaltó que su reflexión “es para ir más allá y saber que todo esto tiene remedio, y el remedio es el amor, el amor de Dios”.

Durante la pandemia, dijo que está seguro que la madre fue la que más hizo porque todos estuvieran bien, “gracias mamá y si nosotros hijos te contagiamos, perdónanos” expresó.

El obispo de la Diócesis de Zacatecas durante su mensaje también resaltó que como personas debemos ser amadas y saber dar amor.

“El amor de Dios es perfecto, el amor nuestro es imperfecto, tenemos que seguir creciendo, avanzando, tenemos que crecer puliéndonos en el amor, en la vida, esa es la primera convicción y sin ésta todo lo demás se nos puede venir abajo, el edificio de nuestra vida, el sentido de la vida, el sentido de todo lo que hay en la vida”.

Pero también argumentó como una segunda convicción “hay pecado también, Judas tramaba la traición, quería vender al amor de los amores.

Estaba prefiriendo las cosas al amor, nosotros llevamos dentro algo o mucho de Judas, el pecado, es no querer ser amados, no querer amar, y nos importan más las 30 monedas”.

Don`t copy text!