|  

Colombianos acusan sufrir discriminación por parte de la SRE; sus trámites están detenidos

No es el primer caso de extranjeros que pasan por esta situación.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. | Foto: Cuartoscuro.

ZACATECAS.- Una pareja de colombianos que radican en el estado, ha intentado tramitar el pasaporte de su hija nacida en México; pretenden regresar a Colombia en busca de oportunidades laborales; sin embargo, la falta de atención por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores ha impedido que emprendan el regreso a casa.

Luisinho Salas Martínez, dijo que llegó a México, específicamente a Zacatecas, desde el año 2015, luego de ser seleccionado para estudiar una maestría en la UAZ.

Dentro de la institución, continuó con el doctorado, por lo que su estatus migratorio es de residente permanente.

Después su pareja llegó al país, primero como turista; luego cambió su situación migratoria a residente permanente; actualmente es estudiante de psicología de la UAZ.

Durante su estancia en Zacatecas procrearon una hija, la cual tiene 2 años y 9 meses.

Foto: cortesía.

Falta de oportunidades laborales

Luisinho Salas dijo que en el mes de septiembre del 2020 concluyó su doctorado, pero desde entonces no ha logrado conseguir un empleo en Zacatecas.

Debido a esta falta de oportunidades, han optado por regresar a Colombia, donde ha tenido algunas ofertas.

Sin embargo, comenta “no he podido salir del país por mi hija que no tiene pasaporte” y porque el trámite para obtener el documento se ha retrasado demasiado.

Desde septiembre hasta ahora, comentó que su familia “está viviendo de los ahorros que ya se acabaron y de la caridad de los amigos”.

Inician trámites del pasaporte

Luisinho comenta que desde el 18 de febrero acudieron a la Secretaría de Relaciones Exteriores en Zacatecas; pensando que, al ser su hija mexicana, el trámite para adquirir su pasaporte sería sencillo y rápido.

Sin embargo, desde ese día iniciaron con un ir y venir burocrático; se han enfrentado a solicitudes de documentos y a funcionarios públicos que no les brindan atención a los trámites solicitados.

Uno de los primeros requisitos para iniciar el trámite, dijo Luisinho Salas, fue presentar la carta pediátrica de su hija, acompañada de una fotocopia de la cédula profesional del especialista que la atendía.

Dicho documento fue difícil de conseguir, incluso al mismo pediatra le parecía extraño este requisito.

Además requerían el acta de nacimiento validada por la institución en donde nació, la condición migratoria de los padres al ser extranjeros, y los documentos básicos de identificación.

Tras llevar los documentos, Salas comentó lo siguiente:

“Nos dicen que debemos esperar 15 días hábiles porque validan el acta de nacimiento y entrada de los padres al país”.

Pasado este lapso, se comunicó a la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde le indicaron que el pasaporte aún no se expedía ya que faltaba la validación del nacimiento de la niña en el ISSSTE y el documento de migración que justifique la entrada de los padres al país.

“En la semana siguiente voy a preguntar por el trámite, la respuesta fue la misma, desde ahí me empecé a desesperar y a preocuparme y a vivir el calvario que en estos momentos estamos viviendo”, agregó Lusinho.

Explicó que cada semana preguntaba por el trámite, ante la urgencia de regresar a Colombia para atender las ofertas laborales; sin embargo, siempre le comentaban que faltaban dichos documentos.

Por esto, él mismo decidió acudir a la Coordinación Médica del ISSSTE “los cuestioné por la certificación del nacimiento, me dijeron que tenían mucho trabajo y que cuando pudieran colocarle el visto bueno al documento era cuando lo iban a hacer”.

Luego de dos o tres días, dijo, el ISSSTE entregó la certificación a la Secretaría de Relaciones Exteriores; sin embargo aún faltaba la validación del ingreso de la pareja a México.

“Hace como 10 días, en abril, por la impotencia me di otra vuelta por las oficinas, estando pidiendo la información entra el delegado Juan Antonio Viesca; le expuse el caso, él se sorprende en la demora del trámite, se compromete a ayudarme y me envía con la funcionaria”.

La persona que lo atiende, le explicó que la demora proviene desde la Ciudad de México, ya que “quien hace la validación se encuentra de vacaciones y no hay nadie que haga el trabajo”.

En esa ocasión, dijo, se comprometieron a solucionar el problema y entregar el pasaporte a la siguiente semana; pero al contactarlos se le sigue indicando lo mismo, que continúan sin el documento de validación de entrada al país.

Colombianos han tenido el mismo problema

Salas Martínez comentó que otros amigos y conocidos procedentes de Colombia han tenido el mismo problema con la Secretaría de Relaciones Exteriores:

“Han tenido que demorarse, 3, 4, 5 y hasta 6 meses”.

“Tenemos residencia permanente, legal, pienso que estamos ante un caso de discriminación en todos los sentidos y una evidente xenofobia por el diferente, por el otro, por el extranjero, y vulnerabilidad en todo sentido de los derechos humanos; en este caso de unos papás que tienen una hija mexicana”.

Señaló también que su hija es mexicana, por lo que deben de reivindicarse los derechos por encima de cualquier otra cosa.

Interponen denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos

Ante la falta de atención de los funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la vulneración de los derechos de la niña, explicó Luisinho; ya interpusieron una denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) mediante vía electrónica; instancia que se comprometió a dar respuesta a la brevedad.

Don`t copy text!