Dueño de casa de Harry Potter harto de cientos de fans que a diario aparecen en su puerta

Turistas de todo el mundo acuden en masa para ver la famosa morada de 4 Privet Drive; la casa ficticia de Little Whinging en Surrey, y la calle donde vivía Harry Potter. | Foto: Cortesía.
Turistas de todo el mundo acuden en masa para ver la famosa morada de 4 Privet Drive; la casa ficticia de Little Whinging en Surrey, y la calle donde vivía Harry Potter. | Foto: Cortesía.

En la saga, Harry se vio obligado a vivir en un pequeño espacio debajo de la escalera por su cruel tío y tía, Vernon y Petunia Dursley, antes de dirigirse a Hogwarts.

INGLATERRA.- Turistas de todo el mundo acuden en masa para ver la famosa morada de 4 Privet Drive; la casa ficticia de Little Whinging en Surrey, y la calle donde vivía Harry Potter.

El verdadero callejón sin salida ubicado realmente en 12 Picket Post, en la localidad de Bracknell (Berkshire, Reino Unido); a 40 kilómetros de Londres, en su tiempo, se eligió como el hogar de los Dursley en la adaptación cinematográfica de los queridos libros de JK Rowling en 2001.

No obstante, el propietario actual, quien desea mantenerse en el anonimato, describió el flujo constante de turistas que visitan su casa como algo “extraño”.

Turistas de todo el mundo acuden en masa para ver la famosa morada de 4 Privet Drive; la casa ficticia de Little Whinging en Surrey, y la calle donde vivía Harry Potter.
Foto: Cortesía.

“Hemos tenido personas con lágrimas en los ojos. Es extraño, con los niños lo entiendes, pero también los adultos.

A veces vienen vestidos con atuendos completos y recrean escenas”, declaró el propietario en una entrevista.

“Tuvimos una vez a alguien que intentó escalar la cerca. Fue entonces cuando dijimos ‘¡Dios mío, no hagas eso!‘.

No me importa, Harry Potter es increíble, lo entiendo. Pero llegas a casa del trabajo y todos están en tu camino.

Es bastante loco. Sabíamos qué casa estábamos comprando, excepto que en realidad no nos lo dijeron que estarían aquí todo el día, todos los días. Es constante”.

De tal manera que la icónica casa de Harry salió brevemente al mercado; en 2016 por 475 mil libras esterlinas (unos 602 mil 500 dólares / 10 milones 347 mil 585 pesos mexicanos), pero el propietario la retiró.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de nad_cotia (@nad_cotia)

Turistas de todo el mundo acuden en masa para ver la famosa morada de 4 Privet Drive; la casa ficticia de Little Whinging en Surrey, y la calle donde vivía Harry Potter.

“Abres las cortinas por la mañana y aún no te acostumbras. Es realmente raro. Hemos tenido hasta diez personas, pero la gente viene en grupos.

Vienen en automóviles y están aquí todo el día, incluso por la noche. En las vacaciones escolares son lo peor.

La semana pasada tuvimos a mucha gente llamando a la puerta. Es más por el hecho de que es un flujo constante.

La mayoría de las personas tocan la puerta y preguntan si pueden tomar una foto, pero algunas personas ni siquiera se molestan”, añadió.

No obstante, los problemas logísticos significaron que la casa real solo apareció en una de las películas, pero toda la calle se recreó en un estudio para las películas posteriores de la saga.

Turistas de todo el mundo acuden en masa para ver la famosa morada de 4 Privet Drive; la casa ficticia de Little Whinging en Surrey, y la calle donde vivía Harry Potter.
Foto: Cortesía.

Los fanáticos de Harry Potter ahora pueden visitar el set en la gira de estudio de Warner Bros en Leavesden; Hertfordshire (en el norte de Londres). Pero prefieren conocer la casa real.

“Es una de esas franquicias que, después de todos estos años, sigue siendo igual de loca. A veces simplemente no lo entiendo.

La gente ha viajado desde lejos, desde todo el mundo. Algunas personas pueden ser realmente extrañas. Nos hemos acostumbrado, pero en cierto modo, aún no lo hemos hecho”.

En la saga, Harry se vio obligado a vivir en un pequeño espacio debajo de la escalera por su cruel tío y tía, Vernon y Petunia Dursley, antes de dirigirse a Hogwarts.

“El armario todavía está aquí. No se ha tocado. Harry Potter también podría vivir aquí. Solo guardamos basura en él.

Abrigos, la tabla de planchar, la aspiradora. Hasta hemos pensado en recrearlo en el armario”.

De la misma manera, un vecino, Asad Shahid, de 32 años, agregó que “casi todos los días ves personas que vienen aquí y se detienen frente a la casa para tomar fotos”.

E incluso, describió cómo un fan trajo una réplica del Ford Anglia, en el que volaron Harry y Ron Weasley hacia Hogwarts después de perder el tren en el andén 9 y tres cuartos.

“A veces he visto furgonetas y minibuses detenerse aquí. Hay muchos turistas de todo el mundo.

He conocido a personas que han venido desde Estados Unidos, Japón y Alemania.

Incluso vi un automóvil estacionado frente a la casa con una lechuza en el asiento trasero.

Un gran admirador la compró para su hija pequeña y estaba tomando algunas fotos para ella”.