|  

Edición
Impresa

16 de octubre

Imagen Zacatecas edición del 16 de octubre de 2021

‘Narco’ exigía $50 mil por semana a dueños del restaurante en Salamanca

Las víctimas celebraban sus cumpleaños cuando recibieron el regalo bomba.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

GUANAJUATO.- El narco pedía 50 mil pesos a la semana a los dueños del restaurante Barra 1604, quienes no cumplieron la cuota y fueron asesinados con una ‘caja bomba’.

Las amenazas provenían del Cártel Jalisco Nueva Generación, aunque familiares de las víctimas aseguran que se hicieron denuncias ante la Fiscalía de Guanajuato y nunca obtuvieron respuesta.

De acuerdo a Milenio, el restaurante se encuentra cerrado mientras se realizan las indagatorias correspondientes.

En el lugar sólo se observan dos ramos de claveles blancos, mientras que a unos metros en el camellón hay pedazos de lo que parece ser la mandíbula y una prótesis dental, de las víctimas.

Mientras tanto, el resto de los locales aledaños cierran alrededor de las 3:00 de la tarde, y vehículos motorizados vigilan la zona cero.

Familia considera fue para causar terror

La familia de uno de los fallecidos aseguró que se trató de un mensaje para causar terror en la sociedad.

“Mi hermano y Mario fueron las víctimas, pero el mensaje no sólo era para ellos, porque lo decíamos ¿No? Estas cosas cuando son directas o franco, llegan a alguien son dos balazos, este era un mensaje para decir que aquí están, que aquí siguen, que no se van a ir, es un mensaje para causar terror, para ponernos a nosotros de nuevo a encerrarnos en nuestras casas porque creo que a nadie le da seguridad ver Guardia Nacional o ver Ejército, creo que al revés nos da más paranoia y nos da más temor”, declara Eddie Rainero en entrevista.

Autoridades aseguran fue personal

Sophía Huett, secretaria Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Guanajuato, dijo que una de las líneas de investigación arroja que fue un ataque de índole personal.

En entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula, Huett explicó que este suceso no coincide con las características de los ataques que suele realizar el crimen organizado.

“Regularmente cuando se busca generar miedo entre los sectores económicos, se buscan otro tipo de mecanismos: estos grupos delictivos no habrían tenido empacho en que la caja hiciera explosión al interior del propio restaurante; sin embargo en este caso hace salir a la persona para que recoja el regalo afuera”, detalló.

Huett López enfatizó en que, como autoridad, tienen que ser “muy cuidadosos” cuando se afirmen que se trata de una sola línea de investigación porque, dijo, “no la hay, no es únicamente el tema de la extorsión”.

Con información de Milenio

Don`t copy text!