|  

La reforma energética nos hizo dependientes de importaciones: Pemex

Aseguraron que a través de las reformas actuales se está revirtiendo la dependencia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

CIUDAD DE MÉXICO.- El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, aseguró que la reforma energética de 2014 obligó a la empresa paraestatal a ser dependiente de las importaciones de combustible.

Aunque, señaló que en la administración actual se busca revertir dicho diagrama. 

Durante la Mañanera, el funcionario dijo que de acuerdo a los paradigmas actuales y las proyecciones en el mercado mundial, la demanda de combustibles fósiles va a aumentar en los próximos 30 años.

No obstante ya se realizan esfuerzos internacionales y nacionales para transitar a energías limpias.

“Es necesario como país prepararnos en la lógica de la autosuficiencia energética. Una de las consecuencias de la reforma energética en 2014 fue el crecimiento de la dependencia del país con las importaciones de gasolina y diésel para abastecer el mercado interno”, resaltó.

Asimismo apuntó que la dependencia de combustibles no sólo representó un factor de riesgo para la economía, sino que también afectó la balanza de productos petroleros nacionales.

Lo cual, dijo, es el resultado de la diferencia de exportaciones e importaciones petroleras.

De acuerdo con el director, se pueden identificar tres etapas del saldo de la balanza de productos petroleros en la última década:

  1. La primera va del 2010 al 2014, periodo en el que saldo de la balanza era positivo aunque con tendencia decreciente. Durante 2011, las exportaciones alcanzaron niveles de 63 mil millones de dólares, generando un superávit de 15 mil millones de dólares. Para 2014, año del inicio de reforma energética, se registró por última vez un superávit.
  2. La segunda de 2015 a 2018 representó saldos negativos crecientes. En 2018 hubo mayor déficit, con 23 mil millones de dólares como consecuencia de la reforma energética.
  3. La última etapa se inicia con el rescate de la “soberanía energética”, en la que se observa un cambio de tendencia. Pues, si bien el saldo de la balanza sigue siendo negativo, comienza disminución paulatina del déficit comercial y, para 2020, se reduce a 13 mil 600 millones de dólares.
Don`t copy text!