|  

Visite el mural más alegre de Spaik Spike en Ojocaliente

El mural se encuentra pintado en la pared de una escuela abandonada.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
El artista tuvo como inspiración el pueblo de Palmillas. | Fotos: David Castañeda.

OJOCALIENTE.- Si cree en los milagros, no se puede perder la maravilla de arte que Palmillas le tiene preparado, ya que en sus áridas tierras se encuentra un mural del pintor Spaik Spike que le da color y vida.

Ubicado a 47 kilómetros de la capital zacatecana existe un pequeño pueblo llamado Palmillas en el cual un artista mexicano pintó un mural en una escuela que se encontraba abandonada.

Se trata de una pinta que retrata a dos animales de diferente tamaño que tienen una mezcla parecida a los becerros y alebrijes pero con colores vistosos.

Palmillas se encuentra a 74 kilómetros de la capital. / Foto: David Castañeda

El pueblo fue una inspiración

Cuentan los vecinos que, hace 8 años llegó un joven al pueblo que andaba de mochilero, de nombre Spaik Spike.

Dicen que su mochila estaba repleta de latas de pintura de aerosol porque a donde a quiera que andaba iba dejando su huella, y Palmillas no fue la excepción.

El mural se ha convertido en un punto de reunión. / Foto: David Castañeda

Y es que las personas que tuvieron la oportunidad de ver nacer el mural decían que Spaik Spike tenía una conexión por no decir una obsesión con el muro desde el primer día que lo vio.

Según el artista, la pared le recordó a un sueño extraño que tuvo hace tiempo y como no pudo dejar la oportunidad, decidió ponerse en marcha.

El pueblo fue una fuente de inspiración./ Foto: David Castañeda

El mural que revivió al pueblo

Fue así como nació y resucitó el pueblo, la mayoría de los pobladores no podía creer que Spaik Spike había hecho la pinta él solo y mucho menos usando solo aerosol.

Esto porque los colores son tan vibrantes que ya se ha convertido en una referencia para los mismos vecinos, haga de cuenta que ya no ven igual el pueblo sin la pintura.

La obra rescata la tradición cultural del pueblo. / Foto: David Castañeda

Y deje de eso, porque en cuestión de una semana el mural de Spaik Spike estuvo listo para adornar el pueblito; era lo que le hacía falta para sentirse vivo.

Pronto se corrió la voz de un mural hecho por los mismos ángeles y los vecinos de ranchos aledaños fueron para verlo. Hoy en día, lo visitan muchos turistas de diferentes lugares.

El mural fue hecho con aerosol. / Foto: David Castañeda

Pero así como si fuera Mesías, el joven misterioso desapareció apenas terminó su arte.

Un artista del grafiti

Le platicamos un poco de ese artista misterioso que tanto le ha llamado la atención y que le dio vida a Palmillas.

Israel Guerra, que se hace llamar Spaik Spike, es un artista mexicano de 33 años que lleva tiempo creando murales en algunas calles de las ciudades en México y el extranjero.

Spaik Spike, el autor de la obra. / Foto: Cortesía

Tuvo la motivación de pintar debido al grafiti ya que toda su obra la hace con aerosol, pero no vaya a creer que en un grafitero de aquellos porque él sólo se dedica a pintar las tradiciones prehispánicas con colores llamativos  y tejidos.

Por esta razón cuando pasó por Palmillas se le hizo que fue el escenario correcto para revivir la cultura y tradición del pueblo.

Se ha convertido en un sitio turístico. / Foto: David Castañeda

Hace 3 años, donde está el mural se abrió un foro cultural y un pequeño museo porque vieron que eran muchos los ciclistas que pasaban para tomarse una foto para el recuerdo.

Así que no sé qué espera para visitar el maravilloso pueblito de Palmillas que le tiene preparado un mural pintoresco y alegre digno de ser visitado.

Don`t copy text!