|  

Edición
Impresa

16 de enero

16 de enero

Un paseo por los malacates de Vetagrande

En su tiempo los Malacates servían para subir el material extraído desde las profundidades de la mina
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Los malacates se usan o se usaban generalmente en minas de carbón, zinc, plata, hierro y cobre. | Foto: Cortesía.

VETAGRANDE.- El día de hoy traemos un recorrido en fotos por los antiguos malacates que se mantienen en Vetagrande y que nos dan cuenta de un pasado minero en esta región en medio del semidesierto.

Al transitar por aquí uno puede deducir que tiempo atrás aquí hubo vetas de las cuales se extraían minerales diversos, y al rondar por aquí es común ver varias estructuras de acero en su mayoría oxidadas por el paso del tiempo.

Estas estructuras enormes sobresalen entre la tierra seca y roja por su altura y su forma, a las cuales se les conoce como malacates.

La palabra proviene del náhuatl “malacatl” que se refiera a “una cosa giratoria”.| Foto: Carlos Montoya

La palabra proviene del náhuatl “malacatl” que se refiera a “una cosa giratoria” y es que estas estructuras en un pasado lejano giraban generalmente mediante un sistema de poleas en el que se usan cables de acero.

En su tiempo los Malacates servían para subir el material extraído desde las profundidades de la mina o también se usaban como elevadores para los mineros.

El malacate funciona como un cabresante (un torno que sirve para levantar y mover elementos muy pesados). Los primeros malacates contaban con palancas enganchadas a caballerías que posibilitaban su movimiento, disponiendo de un tambor en su parte superior.

Existen varios tipos de malacates en la actualidad los cuales han ido evolucionando en función de los avances tecnológicos en el ramo minero; hay malacates hidráulicos, eléctricos y de diésel.

n este malacate, de color cobrizo por lo oxidado del metal, se observa perfectamente cómo funcionaban. | Foto: Carlos Montoya

Los malacates pueden estar en el interior o exterior de las minas; son los segundos los que más se observan en las vetas que hay por ejemplo en Vetagrande, justo a unos metros de la entrada principal.

En este malacate, de color cobrizo por lo oxidado del metal, se observa perfectamente cómo funcionaban hace muchos años; se pueden apreciar las poleas y los gruesos cables de acero con los que subían el material.

En tiempos distantes este malacate serví para extraer a la superficie esos minerales.| Fotos: Carlos Montoya

Un pasado de minería

En tiempos distantes este malacate serví para extraer a la superficie esos minerales y  para después dejarlos depositados en un contenedor de gruesos muros de piedra.

Los malacates se usan o se usaban generalmente en minas de carbón, zinc, plata, hierro y cobre.

Al ver uno de ellos estamos contemplando la historia del desarrollo minero en Zacatecas que no sólo es una simple estructura de acero sino que se trata de todo un sistema para facilitar la transportación del material extraído.

A día de hoy las vetas que aquí tenían tanto material, parecen vacías.| Foto: Carlos Montoya.

A día de hoy las vetas que aquí tenían tanto material, parecen vacías y así como llegó la gente a trabajar en las minas se fue, dejando estas estructuras como en peso que no pudieron traer consigo.

A día de hoy son los restos de esos años y si pudieran hablar cuántas historias no contarían, pero ahora solo las podemos ver en el mismo sitio.

Don`t copy text!