|  

Mueren exbraceros esperando retribución por su trabajo; familiares denuncian abusos

Familiares denuncian abuso y espera excesiva para recibir los beneficios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
José Guadalupe Félix, hijo de Crispín Félix, exbracero que murió sin recibir las ganancias de su trabajo. | Foto: Silvia Vanegas.

JEREZ.-Décadas de espera, abusos y fraudes, son los que viven los exbraceros y sus beneficiarios para poder cobrar un recurso que les pertenece y que muchos como don Crispín Félix Gómez nunca pudieron disfrutar.

 José Guadalupe Félix, narró para Imagen que su padre trabajo en diversas actividades e incluso se fue a la guerra; mientras que su familia solo podía verlo unos cuantos días al año.

En ese lapso de tiempo se retuvieron sus impuestos por parte del gobierno de Estados Unidos para después entregarlos al gobierno de México; sin embargo, hasta la fecha continúan sin recibirlos.

 Don Crispín Félix Gómez luchó durante una década para poder recuperar su dinero, pero desafortunadamente murió.

Las autoridades le informaron que el Estado le entregaría 10 mil pesos pero aún no los ha recibido.

Su hijo Jesús Guadalupe Félix tiene más de tres años realizando trámites y acudiendo a distintas dependencias para poder recibir los 38 mil pesos del fideicomiso federal, que representan el  fruto del trabajo de su padre.

Actualmente, le informaron que gobierno del estado le entregaría 10 mil pesos, que su cheque ya está listo, pero no sabe a dónde acudir.

“Nadie sabe, solo dicen que llegará a mi domicilio en la comunidad del Niño Jesús, pero no llega”, mencionó.

Los 38 mil pesos que regresa el gobierno federal tampoco los puede cobrar, ya que hubo un error en los documentos de su padre; por lo que tuvo que abrir un juicio y no sabe qué ocurrirá.

Félix asegura que los beneficiarios de los exbraceros son víctimas de muchos abusos; pues en la Casa del Campesino existe un grupo que los traslada a Durango y les quita la mitad de su dinero.

Por lo anterior, él optó por acudir a la Oficina de Atención al Migrante, donde le dan la esperanza de recuperar por lo menos 10 mil pesos del gobierno estatal y, con suerte, cobrar los 38 mil pesos del fideicomiso federal; pues antes de que lo retiraran ya estaba el cheque.

Don`t copy text!